El manager Ned Yost depositó su confianza en Bruce Chen, en un juego crucial para los Reales. Y el panameño retribuyó a su piloto para mantener vivas las esperanzas de Kansas City.

Chen lanzó cinco entradas y el venezolano Salvador Pérez remolcó dos carreras para que los Reales vencieran el miércoles 7-2 a los Indios de Cleveland.

Los Reales siguieron así en la pelea por llegar a los playoffs, algo que no consiguen desde el lejano 1985.

Chen (8-3) fue retirado del montículo en el sexto episodio después de conceder un sencillo a Michael Bourn y regalarle una base por bolas a Nick Swisher al abrir el inning.

"Me sentí muy bien por tener a Bruce en el montículo", dijo Yost. "Simplemente consideré que su veteranía sería crucial en un juego como éste. Mi intención era hacer que enfrentara dos veces a la alineación contraria y, si teníamos la ventaja, hacer algunas maniobras después".

El cubano Francisley Bueno reemplazó a Chen en esa maniobra y sacó dos outs con tres lanzamientos.

"Estamos obligados a ganar cada juego", dijo Chen. "Estamos atrás y tratamos de alcanzar a los de arriba. El bullpen hizo un trabajo sobresaliente. Tenemos el mejor cuerpo de relevistas en la Liga Americana".

Después de que Jeff Kipnis avanzó a los corredores con un toque de sacrificio, Bueno los obligó a permanecer en las almohadillas cuando el dominicano Carlos Santana pegó un roletazo de out al antesalista Mike Moustakas. Entonces Louis Coleman subió a la lomita y retiró a Ryan Raburn en un elevado al jardín derecho, con lo cual nulificó la amenaza.

Los relevistas Tim Collins, Will Smith y Greg Holland conservaron la ventaja de los Reales al sólo permitir un hit entre todos y mantener vivas las esperanzas del equipo de llegar a los playoffs.

El novato dominicano Danny Salazar (1-3), que sólo había permitido una carrera en poco más de 13 innings en sus primeras tres aperturas en septiembre, cargó con la derrota luego de tolerar cuatro carreras y seis imparables en seis innings.

Los Reales están dos juegos y medio atrás del último boleto de comodín para la postemporada en la Liga Americana. Los Indios marchan a medio juego.

En esta lucha por el wild-card, los dos equipos que tienen el pasaje hasta ahora en sus manos se enfrentaron en un duelo electrizante.

Los Rays se impusieron a Texas por 4-3 en un duelo de 12 entradas. Así, Tampa Bay se ubicó primero en la puja por el comodín, mientras que los Rangers son segundos.

Por su parte, los Orioles de Baltimore derrotaron 5-3 a los Medias Rojas de Boston, para acercarse a un juego de Texas, que además está a seis juegos y medio de los Atléticos, líderes de la División Oeste. Oakland cayó en un duelo vespertino, por 5-4 ante los Angelinos de Los Ángeles.

A pesar de la derrota, los Medias Rojas redujeron a uno su "número mágico" para asegurarse su primer boleto a los playoffs desde 2009, gracias al tropiezo de Cleveland.

¿Y los Yanquis? Remontaron una desventaja de tres carreras para imponerse 4-3 a los Azulejos de Toronto.

El panameño Mariano Rivera sacó cuatro outs para obtener el salvamento, mientras que el dominicano Robinson Canó impulsó la primera anotación de los Yanquis en esta serie de tres juegos mediante un sencillo con un out en el octavo episodio. Nueva York cortó así una cadena de cuatro derrotas seguidas.

"Esta noche teníamos un juego muy importante", dijo Rivera. "Estábamos 3-0 abajo en el octavo inning y reaccionamos para anotar cuatro y conservar la ventaja. Fue algo muy grande".

Otro quisqueyano, Alfonso Soriano, siguió con un doblete productor de una carrera, para ayudar a que Nueva York evitara retrasarse más en la lucha por el comodín.

Nueva York cerró la jornada a dos juegos y medio de los Rangers. A los Yanquis les restan 10 compromisos.

En otros juegos de la Liga Americana, los Mellizos de Minnesota superaron 4-3 a los Medias Blancas de Chicago, y los Marineros de Seattle blanquearon 8-0 a los Tigres de Detroit.

En la Liga Nacional, los Padres de San Diego superaron 3-2 a los Piratas, con un hit productor del puertorriqueño René Rivera. Pittsburgh sufrió su tercera derrota consecutiva, lo que ayudó a que San Luis ampliara su ventaja en la División Central.

Los Cardenales vencieron 4-3 a los Rockies de Colorado, para colocarse dos juegos arriba de Pittsburgh, y para reducir a tres el "número mágico" que necesitan a fin de asegurar un boleto a la postemporada cuando quedan 10 encuentros por disputarse en la campaña regular.

Atlanta derrotó 5-2 a los Nacionales de Washington, con lo que los Bravos redujeron a dos juegos su "número mágico" para amarrar el título en la División Este de la Liga Nacional.

En una jornada en la que pudieron haberse embolsado el título de la División Oeste, los Dodgers de Los Ángeles debieron dejar guardada la champaña. Sucumbieron 9-4 ante los Diamondbacks de Arizona, en un duelo en que fue expulsado el mexicano Adrián González por discutir con los umpires.

También en el Viejo Circuito, los Mets de Nueva York se impusieron 5-4 a los Gigantes de San Francisco, pero el panameño Rubén Tejada sufrió una fractura del peroné derecho.

Asimismo, los Marlins de Miami superaron 4-3 a los Filis de Filadelfia, y los Cerveceros de Milwaukee blanquearon 7-0 a los Cachorros de Chicago.

Y en el interligas de la jornada, los Rojos de Cincinnati superaron 6-5 a los Astros de Houston, en 13 entradas, para ampliar a cinco juegos y medio su ventaja sobre los Nacionales. Cincinnati tiene por ahora el segundo boleto de comodín, mientras que el primero está en manos de los Piratas.