Una nave de carga fue lanzada exitosamente el miércoles rumbo a la estación espacial internacional en órbita, y ahora son dos los abastecedores privados de la NASA.

Orbital Sciences Corp. lanzó su primera carga desde las costas de Virginia, en la misma base en que la NASA envió una sonda lunar hace menos de dos semanas.

"Atención ISS (las siglas de la estación espacial), allá vamos", publicó la compañía en un tuit.

La cápsula Cygnus, con su carga de 590 kilogramos (1.300 libras) de alimentos, ropas y otros enseres, debe llegar a la estación orbital el domingo, después de cuatro días de pruebas.

Orbital Sciences, con sede en Virginia, es la segunda compañía que hace el intento. SpaceX, con sede en California, ha enviado carga a la estación espacial durante más de un año bajo contrato con la NASA.

El cohete no tripulado Antares, de Orbital Sciences, partió al espacio en un día despejado desde la instalación de la NASA en Wallops. Una prueba en abril salió bien. También fue exitoso este lanzamiento. Todos los esfuerzos comerciales por proporcionar estos servicios a la NASA comenzaron hace un lustro.

Es el segundo lanzamiento de nota desde Wallops este mes. El 6 de septiembre, la compañía participó en el lanzamiento de una sonda lunar de la NASA.

Los tres astronautas que habitan la estación espacial, que circunda la Tierra a 418 kilómetros (260 millas) observaron el lanzamiento mediante una transmisión directa desde el Centro de Control de la Misión en Houston.

"¡Buena suerte!", deseó en un tuit la astronauta Karen Nyberg, quien aguarda una nueva carga de chocolate.

El domingo, Nyberg y el astronauta italiano Luca Parmitano emplearán el brazo robótico de la estación para atrapar el Cygnus y adosarlo a la estación. También hay un cosmonauta ruso a bordo. La tripulación se duplicará la semana próxima cuando se les sumen otro estadounidense y dos rusos a bordo de un cohete ruso lanzado desde Kazajistán.

La NASA paga a Orbital Sciences y Space Exploration Technologies Corp. (SpaceX), para abastecer la estación espacial desde el retiro de la flotilla de transbordadores. Los otros países que participan en la estación también envían carga.