Magdalena Tsanis

Amat Escalante, el mexicano que con la impactante "Heli" se impuso en Cannes a grandes de la industria como los Coen o Steven Soderbergh, es uno de los platos fuertes de la sección Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián, en la que compiten once películas, de las que ocho son óperas primas.

Con su tercer filme, la historia de una familia mexicana involucrada en una guerra de cárteles, Escalante se llevó el premio al mejor director en la pasada edición del festival de cine francés y conmocionó a prensa y público por la violencia explícita de lo mostrado.

Duro también es el relato que compone Lucía Puenzo sobre una familia argentina que, sin saberlo, convive con el criminal de guerra nazi Joseph Mengele, sobriamente interpretado por el español Alex Brendemühl en "El médico alemán", tercer largometraje de la directora bonaerense.

La historia, ficticia, procede de una novela de la propia Puenzo, aunque está basada en hechos reales: Mengele huyó de Europa por su responsabilidad en los experimentos genéticos con presos de Auschwitz y continuó en Sudamérica con su cruel trabajo con mujeres embarazadas y niños, antes de morir en Brasil en 1979.

En otro territorio, el del amor, la soledad y la amistad, se sitúa "Pensé que iba a haber fiesta", tercer trabajo de la argentina Victoria Galardi, una habitual del festival donostiarra, que en 2008 se llevó el Premio de la Juventud por "Amorosa Soledad", codirigida con Martín Carranza.

En esta ocasión se trata de una coproducción hispanoargentina, con la participación de la productora de Fernando Trueba, en la que la actriz Elena Anaya interpreta a Ana, una española que comienza una relación con el exmarido de su amiga íntima (Valeria Bertucelli) mientras se refugia en su casa y cuida de su hija.

El resto de las películas que compiten en la sección Horizontes Latinos son óperas primas de lo más variadas: dramas fronterizos, películas de animación, comedias o documentales.

"La Jaula de Oro", de Diego López Quemada, cuenta la odisea de tres adolescentes humildes de Guatemala que intentan llegar a Estados Unidos en busca de una vida mejor.

Su joven y desconocido reparto -los guatemaltecos Karen Rodríguez y Brandon López y el mexicano Rodolfo Domínguez- ganó el Premio de Interpretación de la sección "Una Cierta Mirada" en el festival de Cannes, pese a que solo ella tenía experiencia previa.

La inmigración es también el eje de "Who is Dayani Cristal", un documental de Marc Silver protagonizado y coproducido por el actor mexicano Gael García Bernal que busca respuestas a las preguntas que surgen cuando la policía fronteriza descubre un cadáver en descomposición en el desierto de Sonoma.

Estrenado y premiado en el Festival de Sundance, el filme es una especie de continuación de un corto previo que Silver y García Bernal rodaron juntos, "Los invisibles".

Pero no todo es drama social, en esta contienda latina también hay lugar para la comedia, como "Tanta Agua", una coproducción de Uruguay, México, Holanda y Alemania, sobre la pubertad, las relaciones familiares y el aburrimiento dirigido en pareja por Ana Guevara y Leticia Jorge.

"¿Qué puede haber peor que tener 14 años y estar de vacaciones con tu padre? Llevar a tus hijos de vacaciones y que no pare de llover", reza la prometedora sinopsis del filme.

De Uruguay procede también la única cinta de animación de la sección competitiva latina, "Anina", sobre una niña de diez años que vive acomplejada porque su nombre, Anina Yatay Salas, es un extraño palíndromo.

El ingrediente del suspense lo pondrá Brasil con "O lobo atrás da porta", dirigida por Fernando Coimbra y ambientada en Río de Janeiro, y que se adentra en los rincones oscuros de una relación de pareja cuya hija ha sido secuestrada.

Un drama brasileño sobre una abogada de oficio que debe defender a su hermano -"De Menor", de Caru Alves de Souza-, una "road movie" sentimental chilena protagonizada por una joven de 26 años y un niño de 9 -"Raíz", de Matías Rojas Valencia-, y una historia sobre el trabajo y la dignidad -la mexicana "Workers", de José Luis Valle-, completan el plantel de candidatas de la sección.

Pero la presencia latinoamericana va más allá de estos "horizontes". La sección oficial la inaugura, fuera de concurso, Juan José Campanella con la cinta de animación "Futbolín" y, dentro de competición se proyectará la mexicana "Club Sándwich" de Fernando Eimbcke.

Para cerrar, una "perla" que se expondrá con lo mejor del año: la chilena "Gloria", de Sebastián Lelio, un hermoso retrato de una mujer de casi 60 años que no tiene miedo a la vida y que triunfó en la Berlinale, donde Paulina García se llevó el Oso de Plata a la mejor actriz. EFE