Dos referentes históricos de la selección mexicana creen que a la generación actual del "Tri" le faltan líderes, una de las razones para que el equipo azteca esté a punto de quedarse fuera del próximo Mundial.

A pesar de contar con figuras como Javier Hernández (Manchester United), Giovani Dos Santos y Javier Aquino (Villarreal) y Andrés Guardado (Valencia), México ocupa el quinto puesto en el hexagonal final de las eliminatorias de la CONCACAF, fuera de los tres primeros lugares que otorgan boleto directo a Brasil 2014, e incluso del cuarto que clasifica a un repechaje.

"El principal problema de este grupo de jugadores es que en medio de esta presión demostraron un a falta de madurez futbolística, una fragilidad mental y una falta de liderazgo", dijo a la AP Luis Roberto Alves "Zague", jugador de la selección mexicana en el Mundial de 1994 en Estados Unidos y ahora analista de la cadena ESPN.

"Quizás tienen calidad, pero cuando se conforma un grupo hay que poner elementos para enfrentar eliminatorias y entender que no es lo mismo ganar la Copa de Oro a tener que enfrentar eliminatorias que se juegan a muerte con equipos que tienen los mismos o más sueños de jugar un Mundial", añadió.

Estados Unidos y Costa Rica aseguraron dos de los tres boletos directos a la Copa del Mundo, mientras que Honduras por ahora ocupa el tercer lugar y Panamá el cuarto.

México, que viene de perder sus dos últimos encuentros ante Honduras y Estados Unidos, recibe a los panameños el 11 de octubre en un partido clave para seguir con esperanzas de ir a Brasil.

"Clasificar no ha sido fácil en los últimos tres mundiales, ahora la diferencia es que no está un Javier Aguirre que venga a rescatarnos", dijo Jared Borgetti, máximo goleador en la historia del seleccionado mexicano y también analista de ESPN. "Parece increíble que nos compliquemos, más cuando parece que tenemos mejores jugadores que en el pasado y una mejor generación".

Aguirre tomó las riendas del "Tri" en dos momentos difíciles de eliminatorias y clasificó a México a los mundiales de 2002 y 2010.

Además de Hernández, Dos Santos, Aquino y Guardado, México tiene en clubes europeos a Diego Reyes y Héctor Herrera, con el Porto de Portugal, al portero Guillermo Ochoa con el Ajaccio francés y a Carlos Vela con la Real Sociedad.

Por si eso fuera poco, otros jugadores como Carlos Salcido, el portero Jesús Corona y el delantero Oribe Peralta brillaron hace poco más de un año al darle a México la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres.

En otras palabras, talento hay, pero falta algo cohesión.

"No sé lo que pase internamente a ciencia cierta, lo que se ve de fuera es que es un equipo lleno de buenos jugadores individuales, que esperan que uno esté en buen momento para salir adelante, pero creo que los partidos se ganan con trabajo en equipo y no con uno o dos jugadores", añadió Borgetti, mundialista en Corea-Japón 2002 y Alemania 2006.

En teoría, el "Chicharito" Hernández debería ser ese líder generacional, pero su personalidad retraída no lo ha dejo asumir un papel que recae más en Carlos Salcido, un zaguero dos veces mundialistas, y en Ochoa, quien molesto por ser relegado a un rol de suplente pidió no ser convocado a los dos últimos encuentros.

"En las actuaciones de la selección hemos visto que tienen una fragilidad emocional muy marcada, no tienen esa dureza. Contra Honduras (en el Azteca) empezaron bien y se fueron apagando...no tenían ese liderazgo", añadió Zague.

El mal momento de México, que aún no gana un partido en el estadio Azteca en el hexagonal, ya le costó la cabeza al entrenador José Manuel De la Torre y a su asistente Luis Fernando Tena, quien dirigió sólo un encuentro.

Ahora el timón está en manos del veterano Víctor Manuel Vucetich, quien el jueves dará a conocer su primera convocatoria en la que exclusivamente habrá jugadores de la liga local. Es cuestión de horas para saber si el "Rey Midas" buscará ese liderazgo con algunos veteranos que estaban relegados o si seguirá con los mismos jugadores.

"Tengo la sensación que algunos de los jugadores de esta generación podrían estar sobrevalorados", agregó Zague. "Vucetich tiene que hacer un análisis frío para determinar quiénes tienen la capacidad y las condiciones de enfrentar lo que se viene en estos próximos encuentros".