Los Dodgers regresaron a la senda del triunfo y lograron reducir a dos su número mágico para acreditarse el título de la División Oeste dentro de la Liga Nacional..

Mientras que los Cardenales de San Luis se afianzan como líderes de la División Central al ponerse con ventaja de un juego sobre los Piratas de Pittsburgh.

El antesalista dominicano Juan Uribe y el primera base mexicano Adrián González pegaron sendos jonrones para los Dodgers, que vencieron 9-3 a los Diamondbacks de Arizona y que redujeron a dos su número mágico para conseguir el banderín divisional.

Los Dodgers volvieron a encontrar el camino del triunfo después de haber perdido cuatro partidos consecutivos.

Uribe (12) pegó batazo de vuelta entera con un corredor en base en el primer episodio.

González (21) también castigó con jonrón en el tercer episodio a Corbin.

La victoria fue para el abridor Zack Greinke (15-3) en seis episodios, aceptó seis imparables, un jonrón, dos carreras, dio una base por bolas y retiró a cinco por la vía del ponche.

El guardabosques Matt Holliday se voló la barda y el abridor Joe Kelly lanzó cinco episodios para dirigir a los Cardenales de San Luis a un triunfo por 11-4 sobre los Rockies de Colorado.

Los Cardenales se afianzan como líderes de la División Central de la Liga Nacional, con ventaja de un juego sobre los sublíderes Piratas, que perdieron 2-5 contra los Padres de San Diego.

La victoria se la acreditó Kelly (9-4) en cinco episodios, aceptó tres imparables y regaló dos pasaportes.

El segunda base Jedd Gyorko pegó jonrón de tres carreras y representó el ataque de los Padres, que vencieron 5-2 a los Piratas.

La derrota hace perder terreno a los Piratas en la competencia por conseguir su primer título de la División Central de la Liga Nacional. Los Piratas y los Cardenales iniciaron la jornada empatados en la carrera por la división.

La victoria fue para el abridor Eric Stults (9-13) en labor de cinco entradas, permitió siete imparables, dos carreras, dio una base y retiró a cinco por la vía del ponche.

En la vuelta a la competición del béisbol profesional de las Grandes Ligas en la capital de la nación tras la tragedia de la masacre ocurrida en la Central de la Armada, donde murieron 13 personas, el equipo de los Nacionales de Washington vencieron 6-5 a los Bravos de Atlanta en el primer partido de la doble jornada.

Un error del campocorto curazoleño Andrelton Simmons, que dejó pasar una pelota entre sus piernas que había conectado el jardinero central Denard Span, permitió a los Nacionales anotar las dos carreras en la parte baja de la novena entrada para completar la remontada y conseguir el triunfo.

La victoria permitió a los Nacionales colocarse a cuatro juegos y medio de los Rojos de Cincinnati en la lucha por el segundo boleto de comodín de la Liga Nacional cuando faltan 12 partidos para que concluya la temporada regular.

La victoria fue para el relevista Ian Krol (2-1), que sacó el último "out" del noveno episodio para los Nacionales con un ponche.

El abridor novato Tanner Roark mantuvo su calidad de invicto al lanzar siete episodios y llevar a los Nacionales a un triunfo por 4-0 sobre los Bravos, en el segundo juego de una doble jornada.

Los Nacionales "barrieron" a los Bravos en la doble cartelera, luego de que los vencieron 6-5 en el primer juego de la tarde.

Roark (7-0) trabajó siete entradas, permitió dos imparables, dio una base y retiró a seis por ponche, y concluyó su labor con 101 envíos, el trabajo más largo que ha tenido como profesional.

El guardabosques dominicano Carlos Gómez pegó jonrón para empatar la pizarra y el bateador emergente Logan Schafer definió la pizarra con volado de sacrificio para darle a los Cerveceros de Milwaukee una victoria por 4-3 sobre los Cachorros de Chicago.

La victoria se la apuntó el cerrador Jim Henderson (5-5) en un episodio, permitió un imparable y ponchó a dos.

El segunda base Chase Utley pegó jonrón de tres carreras, remolcó cuatro y el abridor Roy Halladay lanzó seis episodios que ayudaron a los Filis de Filadelfia a ganar 6-4 ante los Marlins de Miami.

El abridor Roy Halladay (4-4) trabajó seis entradas, aceptó cuatro imparables, una carrera, dio tres bases por bolas y retiró a dos por la vía del ponche.

El guardabosques puertorriqueño Ángel Pagán pegó jonrón, triple y remolcó tres carreras al irse perfecto contra su exequipo, y dirigió el triunfo de los Gigantes de San Francisco por 8-5 sobre los Mets de Nueva York.

La victoria se la apuntó el abridor venezolano Yusmeiro Petit (4-0) en seis entradas y un tercio, permitió siete imparables, cuatro carreras, dio tres bases y retiró a uno por la vía del ponche.