La VI Feria Gastronómica Mistura, celebrada en Lima hasta el pasado domingo, logró vender este año 387.000 entradas y recibió durante diez días a más de medio millón visitantes, incluidos trabajadores, invitados y otras personas acreditadas, informaron hoy los organizadores.

La Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega) señaló, en un comunicado, que la feria, que se celebró por primera vez en la Costa Verde de Lima, frente al océano Pacífico, superó en un 7 % el número de entradas vendidas durante 2012.

Apega destacó que entre los visitantes estuvieron 24.000 extranjeros, lo que supuso un incremento de más del 6 % en relación a la edición de 2012.

Además, las transacciones comerciales en el Gran Mercado, que acogió a productores y campesinos de la costa, la sierra y la selva del país, alcanzaron los 2,5 millones de soles (unos 890.000 dólares).

El presidente de Apega, Bernardo Roca-Rey, aseguró que "Mistura fue una feria de la convivencia democrática de todos los peruanos, sin distingos de clases sociales, edades ni género."

"No hubo ningún incidente y primó la cordialidad y el afán de celebrar y compartir, lo que demuestra que la gastronomía está anclada en lo más profundo de la cultura peruana", dijo.

Mistura tuvo este año como tema central "El agua y los recursos hidrobiológicos" y como principal atracción y novedad al Gran Acuario "Perú bajo el agua", que fue visitado por 33.945 personas.

En la feria, la más grande de su tipo en Latinoamérica, participaron cocineros, panaderos, pescadores y agricultores de las distintas regiones del país, así como veinte de los más importantes cocineros del mundo, entre los que estuvo el francés Alain Ducasse.

En el Encuentro, que duró cuatro días, también expusieron los reconocidos cocineros españoles Albert Adrià, José Andrés y Andoni Luis Aduriz, el danés René Redzepi, el italiano Massimo Bottura, el brasileño Alex Atala, el chileno Rodolfo Guzmán y los peruanos Gastón Acurio y Virgilio Martínez, entre otros.

La feria recibió, asimismo, a 300 periodistas extranjeros, que llegaron desde Chile (44), EE.UU. (38), Argentina (36), Brasil (27), México (21) y Colombia (12); así como también de países como Dinamarca, Suecia, Suiza, Holanda, Bélgica, Portugal, China y Japón, entre otros.

Los organizadores también destacaron que Mistura "se lució impecable por el buen manejo de los residuos" y no generó mayores problemas de tránsito en la Costa Verde, para lo cual contó con autobuses del sistema Metropolitano, que transportaron a 140.000 personas.