Washington, 18 sep (EFEUSA).- El Secretario de Defensa, Chuck Hagel, ha ordenado la revisión de los procedimientos de seguridad en todas las instalaciones militares del país, así como de las autorizaciones de acceso a ellos mediante una investigación del Pentágono y otra independiente, informó hoy en rueda de prensa.

Hagel ha puesto en marcha la creación de un panel independiente para llevar a cabo las mismas tareas con el objetivo de "cerrar todas las brechas" que haya en el sistema tras la masacre ocurrida este lunes en un astillero fluvial de la Marina situado en Washington, DC.

"El Departamento de Defensa examinará cuidadosamente las evaluaciones, las conclusiones, y las recomendaciones al respecto serán aplicadas. La Marina también está llevando a cabo su propia revisión, y los resultados se incorporarán a los obtenidos por el Departamento de Defensa en todo el mundo", agregó.

"Donde haya lagunas, las cerraremos. Cuando existan insuficiencias, nos encargaremos de ellas. Y donde haya fallos, los corregiremos", sentenció el secretario.

Aaron Alexis, exreservista de la Marina y presunto autor de los hechos, estaba siendo sometido a tratamiento de salud mental por el Departamento de Asuntos de Veteranos desde agosto, pero no fue despojado de su autorización de seguridad para entrar a las instalaciones militares.

La masacre, que acabó con la vida de doce personas además del propio Alexis, ha planteado dudas acerca de la idoneidad de la verificación de antecedentes que se realiza sobre los empleados subcontratados, como era el caso del tiroteador, quien trabajaba para una empresa contratista de las Fuerzas Armadas.

"Vamos a revisar todo, y a partir de esa revisión, la intensidad de ese examen, la profundidad y la extensión de dicha revisión, esperamos encontrar algunas respuestas para ver cómo podemos hacerlo mejor", insistió Hagel.

El general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo en la misma rueda de prensa que aquellos que sirven en las Fuerzas Armadas no deben ser estigmatizados por tener que responder a preguntas sobre su estado de salud mental en los formularios de autorización de seguridad.

"Soy de los que cree que los hombres y las mujeres (de las Fuerzas Armadas) deben tener la oportunidad de superar sus trastornos mentales y sus problemas mentales (...) sin ser estigmatizados", dijo el jefe del Estado Mayor Conjunto.

"Este individuo en particular, por supuesto, no era una cuestión simple. No sé lo que la investigación determinará, pero cometió asesinatos. No estoy seguro de qué pregunta en particular sobre su falta de control (mental)" hubiera evitado esto, añadió. EFE