El presidente sirio Bashar Assad dijo que un informe de la ONU que halló "pruebas claras y contundentes" de un ataque con gas neurotóxico sarín en Siria el mes pasado "no es realista" y negó que su régimen lanzara el ataque que dejó centenares de muertos.

La entrevista, transmitida el miércoles, fue realizada en Damasco por el ex legislador demócrata Dennis Kucinich para Fox News y por el corresponsal de la misma televisora Greg Palkot.

Assad dijo que su gobierno cumplirá el acuerdo alcanzado con funcionarios estadounidenses y rusos para entregar sus armas químicas. Dijo que según los cálculos que ha recibido, destruir esas armas costaría 1.000 millones de dólares y tomaría aproximadamente un año.