Malala Yousafzai, la activista paquistaní de 16 años gravemente herida por los talibanes por defender el derecho de las niñas a recibir educación, fue galardonada hoy con el premio "Embajador de la Conciencia" de Amnistía Internacional (AI).

En un comunicado, la organización humanitaria anunció que en esta edición compartirá el galardón con Malala el activista y artista estadounidense Harry Belafonte, "diferentes ambos en muchas cosas, pero dedicados a la lucha por los derechos humanos".

La ceremonia de entrega del prestigioso premio tendrá lugar esta noche en el ayuntamiento de Dublín y asistirán, entre otros, el líder de la banda irlandesa U2, Bono, y el músico británico Roger Waters, miembro fundador del grupo Pink Floyd.

"Harry y Malala son verdaderos Embajadores de la Conciencia, hablan claro sobre los derechos universales, la justicia y la dignidad humana y animan a otros a seguir su ejemplo", destacó en la nota el secretario general de AI, Salil Shetty.

La joven activista paquistaní se declaró "profundamente honrada" por recibir este premio, lo que representa una oportunidad para "recordar a todo el mundo" que hay "muchos millones de niñas como yo" que "luchan cada día por el derecho a ir a la escuela".

"Espero que trabajando juntos podremos algún día hacer realidad nuestro sueño para llevar la educación a cada niño, en cada rincón del mundo", agregó Malala, quien recibirá el galardón de manos de Bono y la escritora iraní Azar Nafisi.

Belafonte, por su parte, será honrado por su dilatada trayectoria que, al margen del mundo del espectáculo, se ha caracterizado por el compromiso en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos o, más recientemente, por la preocupación por la situación de los niños durante la guerra en Siria.

"Desde su nacimiento, me he dedicado a defender los principios sobre los que se erige Amnistía Internacional. Es un honor recibir este reconocimiento. La posición de Amnistía Internacional sobre cualquier abuso universal de los derechos humanos ha sido valiente y es nuestra brújula moral", declaró el polifacético artista, de 86 años.

La entrega del galardón en Dublín sirve además para homenajear al poeta y dramaturgo irlandés Seamus Heaney, ganador del premio Nobel de Literatura en 1995, que murió el 30 de agosto a los 74 años tras una corta enfermedad.

Un poema suyo escrito para AI, "From the Republic of Conscience", sirvió de inspiración para que la organización humanitaria creara en 2003 el premio "Embajador de la Conciencia".

Entre los galardonados figuran los expresidentes de la República Checa, de Irlanda y de Sudáfrica, Václav Havel (2003), Mary Robinson (2004) y Nelson Mandela (2006), respectivamente, así como la líder opositora birmana Aung San Suu Kyi (2009).

También el grupo U2 y su representante Paul McGuinness y el músico Peter Gabriel recibieron este premio en 2005 y 2008, respectivamente.