El contratista de la Armada identificado como el agresor que disparó y provocó una matanza en una instalación naval en Washington padecía enfermedades mentales, incluso paranoia y trastorno del sueño, dijeron autoridades policiales a The Associated Press.

Aaron Alexis, de 34 años, recibía tratamiento desde agosto en la Administración de Veteranos por sus problemas mentales, dijeron.

También había oído voces, agregaron los funcionarios que hablaron con la condición del anonimato debido a que la investigación penal está en curso.

La Armada no lo había declarado mentalmente incapaz, lo que habría rescindido un permiso de ingreso que tenía desde su época en la reserva de la Armada.

Familiares suyos dijeron que Alexis recibía tratamiento por sus problemas mentales.