Los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) celebran hoy la primera Conferencia de Reparación Regional, en la que debaten cómo reclamar compensaciones a las potencias coloniales europeas por los siglos de esclavitud que sufrió la población africana traída a esta región.

Para inaugurar esta cita, que tiene lugar en Kingstown, la capital de San Vicente y las Granadinas, se contó con la actuación del cantante y compositor jamaiquino Bunny Wailer, uno de los fundadores del grupo de reggae The Wailers junto con al legendario Bob Marley, según detalló la Secretaría de Caricom.

Wailer, que también pronunció un discurso sobre el tráfico de esclavos de origen africano que se vivió en la región, realizó la apertura de esta primera Conferencia Regional de Reparación, que había quedado acordada durante la 34 cumbre de jefes de Estado y de gobierno de Caricom, celebrada el pasado julio.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, dijo que es necesario alcanzar consenso y romper barreras entre todos, lo que incluiría a los países europeos responsables del tráfico de esclavos de origen africano y de la opresión que sufrieron los pueblos nativos del Caribe.

Así, la idea de los países miembros de Caricom, en su mayoría pequeñas economías insulares anglófonas, es alcanzar alianzas con pueblos de Europa, América Latina, África y Asia, ya que este asunto es una cuestión "global", y elevarlo a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Caricom está integrada de pleno derecho por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

"Tenemos que respaldar este llamado que pide una reparación como principio" moral y condena la trata de esclavos como "crímenes masivos que van más allá de toda imaginación", señaló recientemente a Efe Kafra Kambon, presidente del Comité de Apoyo a la Emancipación de Caricom, con sede en Trinidad y Tobago.

En ese sentido, recordó que los pueblos nativos que experimentaron la esclavitud "han sufrido un gran daño psicológico y un trauma extremo" y que "una generación de seres humanos fue borrada".

Gonsalves es uno de los principales impulsores de esta lucha en la región caribeña, ya que sostiene que "la principal razón del poco desarrollo de los países del Caribe y América Latina se debe al legado del genocidio que padecieron los esclavos africanos".

La iniciativa se nutre de un estudio publicado recientemente por el vicerrector de la Universidad de las Indias Occidentales, Hilary Beckles, titulado "Reparaciones debidas al Caribe por la esclavitud y el genocidio de nativos".

Esta petición de compensaciones se articulará mediante un Comité de Reparaciones de Caricom presidido por el primer ministro de Barbados, Freundel Stuart, que supervisará el trabajo que elaborarán países como Trinidad y Tobago, Haití, San Vicente y las Granadinas, Guyana y Surinam.