El primera base Chris Davis pegó batazo de cuarto esquinas y además de afianzarse como líder jonroneró empató marcas históricas en el béisbol de las Grandes Ligas y destacó en la jornada del "Joven Circuito".

El receptor Jarrod Saltalamacchia y el antesalista Matt Domínguez pegaron sendos grand slams para acompañar a Davis en el ataque de poder dentro de la Americana.

Davis pegó su cuadrangular número 50 para afianzarse como líder jonronero y los Orioles de Baltimore derrotaron 5-3 a los Azulejos de Toronto, que le ayudaron a seguir en la lucha por el boleto del segundo comodín.

Davis (50) amplió su ventaja sobre el segundo clasificado, el venezolano Miguel Cabrera (43), al conectar en el octavo episodio contra el relevo Steve Delabar.

El cuadrangular solitario de Davis marcó la diferencia para los Orioles, que detuvieron una racha de tres derrotas seguidas.

Además empató la marca que Brady Anderson impuso en 1996 jugando para los Orioles.

Davis se convirtió en el jugador de las Grandes Ligas número 27 en unirse a Club de los 50 jonrones, y el primero desde que el dominicano José Bautista lo hizo en la campaña del 2010.

El primera base también se convirtió en el tercer jugador en la historia de las Grandes Ligas en sumar 50 jonrones y 40 dobles en una misma temporada. Los otros dos son el legendario Babe Ruth (1921) y Albert Belle (1995).

Saltalamacchia pegó grand slam y marcó el triunfo de los Medias Rojas de Boston, que vencieron 8-4 a los Yanquis de Nueva York, en duelo estelar de los eternos rivales de la División Este.

Saltalamacchia (13) castigó con batazo de vuelta entera paa vaciar la casa en la séptima entrada.

El receptor sacó la pelota del campo por todo lo alto del jardín derecho contra la serpentina del relevo Preston Claiborne cuando el lanzador buscaba el segundo out de la entrada.

La victoria se la acreditó el relevo Brandon Workman (6-3) en un tercio de entrada.

El antesalista Domínguez pegó grand slam para dirigir el ataque de los Astros de Houston, que derrotaron 9-7 a los Angelinos de Los Ángeles.

Domínguez (20) pegó batazo de cuatro esquinas en el quinto episodio para vaciar la casa.

El antesalista enfrentó al relevo Cole Rasmus y le desapareció la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo, con la casa llena, cuando había un out en la pizarra.

La victoria fue para el abridor Dallas Keuchel (6-9) en labor de cinco entradas y dos tercios, permitió 10 imparables, un jonrón y seis carreras, dio dos pasaportes y retiró a nueve por la vía del ponche.

El abridor Justin Verlander trabajó poco más de seis episodios para llevar a los Tigres de Detroit a una victoria por 6-3 sobre los Reales de Kansas City.

Verlander (13-11) lanzó seis episodios y dos tercios, aceptó nueve imparables, tres carreras y retiró a siete por ponche para acreditarse el triunfo.

El bateador designado Ryan Raburn pegó doble al jardín izquierdo para remolcar la carrera de la diferencia de los Indios de Cleveland, que vencieron 3-1 a los Medias Blancas de Chicago.

El triunfo permite a los Indios (79-68) mantenerse con posibilidades de pasar a la fase final de la Liga Americana en la lucha por el segundo boleto del comodín.

Los Indios vencieron por décima vez consecutiva a los Medias Blancas y lideran 13-2 la series entre ellos, los han superado con pizarras combinadas de 91-49, y aún les quedan pendientes cuatro juegos entre ellos.

En el montículo, el triunfo se lo acreditó el relevo Bryan Shaw (4-3) en labor de dos episodios, permitiendo un imparable.

El guardabosques cubano Yoenis Céspedes pegó jonrón de tres carreras y ayudó a los Atléticos de Oakland a conseguir una victoria por 9-8 sobre los Vigilantes de Texas.

Céspedes (23) sacó la pelota fuera del parque en el primer episodio cuando había dos corredores en circulación y fue una vez más decisivo en la ofensiva de los Atléticos.

La victoria se la acreditó el abridor Dan Straily (10-7) en cinco entradas y dos tercios, permitió dos imparables, y dos carreras, dio cuatro bases y retiró a cuatro por la vía del ponche.

El abridor Chris Archer lanzó seis episodios y dirigió desde el montículo el triunfo de los Rays de Tampa Bay, que vencieron por blanqueada de 3-0 a los Mellizos de Minnesota.

Archer (9-7) lanzó seis episodios, permitió tres imparables y retiró a siete bateadores por la vía del ponche para acreditarse la victoria.