Rafael Nadal señaló hoy tras destrozar al ucraniano Sergiy Stakhovsky por 6-0, 6-0 y 6-4, que el objetivo "estaba cumplido", y que su deseo y el del equipo español es "rematar mañana" sábado en el encuentro de dobles.

"La eliminatoria está encarrilada, pero no está hecho", dijo Nadal en Teledeporte. "Falta uno más. El objetivo está cumplido, que era acabar con 2-0 en la primera jornada, y a ver si podemos mañana rematarla".

"He jugado bien, bastante completo, teniendo en cuenta del poco tiempo de adaptación a la tierra que he tenido. Me he sentido cómodo. El ha cometido errores al principio con su saque, y yo he estado dominador con el mío. En el tercer set he estado algo mas parado, y él ha jugado todo o nada, pero en el momento adecuado he logrado la rotura", añadió.

"Jugar en tierra es siempre especial porque es lo que amo", añadió Nadal, "pero cambiar de superficie así no es lo adecuado para el físico, a ver si mañana rematamos", finalizó.