El tercer duelo en la NFL entre los hermanos y quarterbacks Peyton and Eli Manning — el "Manning Bowl III" — no es algo que sea del agrado de ellos o para sus padres, Archie y Olivia.

Sin embargo, si luego del partido del domingo se produce un "Manning Bowl IV" en el estadio Metlife en febrero, pues toda la familia quedaría contenta.

Es el Super Bowl.

"Cada año y por estar en conferencias diferentes, la posibilidad está siempre latente", dijo Peyton Manning, el mariscal de campo de los Broncos de Denver. "Mis equipos siempre han estado en la pelea y me ha tocado disputar dos. A él también le ha pasado lo mismo. Así que no es algo de lo que necesariamente hablamos".

"Nos ha tocado enfrentarnos dos veces. No creo que a ninguno nos gustó mucho", añadió.

Peyton domina 2-0 ante Eli, de los Giants de Nueva York. Ambas victorias se remontan a cuando Peyton formaba parte de los Colts de Indianápolis. Eli es dueño de dos anillos de campeón del Super Bowl, mientras que Peyton cuenta con uno.

"Es algo formidable porque no ocurre con mucha frecuencia y es formidable ver a tu hermano mayor al costado de la cancha o previo al partido", dijo Eli. "Estos son los momentos que uno no olvida, que perduran por mucho tiempo. Ojalá que puede evocar un partido en el que a menos yo gané uno".

Denver ya disfrutó una resonante victoria esta temporada, en el partido inaugural de la campaña frente al campeón vigente Baltimore. Peyton lanzó siete pases de touchdown para empatar un récord de la NFL.

A Nueva York no le fue nada bien en la primera fecha al perder de visita en Dallas, donde Eli fue interceptado tres veces y los Giants perdieron tres balones.

La semana semana de la liga comenzó el jueves con la victoria 13-10 de los Patriots de Nueva Inglaterra ante los Jets de Nueva York. Tom Brady lanzó un pase de 39 yardas a Aaron Dobson en la primera secuencia el partido, pero las ofensivas de ambos equipos fueron inoperantes el resto del partido en medio del mal clima. Geno Smith, el quarterback novato de los Jets, fue titular por segunda vez seguida en lugar del lesionado Mark Sánchez y lanzó tres pases que fueron interceptados en el último cuarto.

Los 49ers de San Francisco visitarán a los Seahawks de Seattle en un duelo entre líderes del Oeste de la Conferencia del Oeste, tal vez los dos mejores de ese circuito.

San Francisco se presenta tras una sensacional actuación ofensiva. En el mejor partido de su carrera, el quarterback Colin Kaepernick acumuló 412 yardas en pases. Además, el nuevo receptor Anquan Boldin atrapó 13 pases para 208 yardas y un touchdown). Los Seahawks brillaron en defensa, permitiendo apenas 125 yardas en pases ante Cam Newton y Carolina.

Ambos equipos no se guardan ningún tipo de cariño y el partido promete mucho roce.

Además, la afición de Seattle intentará batir una marca del Libro de los Récords Guinness como "la ovación más fuerte en un estadio deportivo", de 131.76 decibeles.

Los Packers de Green Bay no pudieron frenar a la ofensiva de San Francisco y ahora deberán poner el alto al recibir a los Redskins de Washington.

También el domingo: Dallas visita a Kansas City; San Diego a Filadelfia; San Luis a Atlanta; Minnesota a Chicago; Nueva Orleáns a Tampa Bay; Miami a Indianápolis; Tenesí a Houston; Cleveland a Baltimore; Detroit a Arizona; Carolina a Buffalo; y Jacksonville a Oakland. Cincinnati recibe a Pittsburgh en el partido nocturno del lunes.