La despedida del cine del maestro de la animación japonesa, Hayao Miyazaki, ha disparado en Japón la recaudación de su última cinta "Kaze tachinu" ("The Wind Rises") y ha conseguido superar la cifra récord de los 10.000 millones de yenes (unos 76 millones de euros).

La película de temática bélica consiguió un aumentó de taquilla de un 34,5 por ciento la semana del 6 de septiembre, cuando el legendario director, de 72 años, anunció en una multitudinaria rueda de prensa que abandonaba la realización para poder "ser libre y hacer algo diferente a la animación".

Según datos facilitados por la distribuidora japonesa Toho, la película "The Wind Rises" alcanzó la cifra récord de 10.000 millones de yenes y 8,1 millones de espectadores 54 días después de su estreno el 20 de julio, informó hoy la agencia Kyodo.

La última vez que se logró en Japón llegar a esa cantidad en la taquilla fue en 2010 con la también película de animación "Toy Story 3", de los estudios Pixar.

Miyasaki, que ganó el Óscar al mejor largometraje de animación en 2001 por "Sen to Chihiro no kamikakushi" ("El viaje de Chihiro") tenía hasta ahora el récord de recaudación para una película japonesa, ya que su cinta "Gake no ue no Ponyo" ("Ponyo en el acantilado") superó los 10.000 millones de yenes en 2008.

"Kaze tachinu", su ultimo trabajo, cuenta la historia del joven ingeniero aeronáutico Jiro Horikoshi, responsable del modelo del mítico avión "Zero sen" utilizado por el Ejercito japonés entre 1940 y 1945.

Con el gran terremoto que azotó Japón en 1923 como fondo, junto a la posterior crisis y la Segunda Guerra Mundial, el mago de la animación relata la obsesión de Horikoshi por los aviones y su historia de amor con Nahoko Satom.