El Gobierno de Nicaragua se sumó hoy a una campaña mundial para exigir la libertad de cuatro agentes cubanos presos por espionaje en Estados Unidos, mientras simpatizantes sandinistas colocaron cintas amarillas en Managua en señal de solidaridad.

El Ejecutivo que preside el sandinista Daniel Ortega se sumó así a la jornada mundial para reclamar al gobierno norteamericano la libertad de "los cinco", dijo a medios oficiales la primera dama nicaragüense y portavoz del gobierno, Rosario Murillo.

La funcionaria celebró que "tantos nicaragüenses" se sumaran este jueves a una jornada en Managua, en una actividad que encabezó el embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez.

Murillo dijo que su gobierno demanda la libertad de "los cinco héroes" de las "mazmorras de los Estados Unidos".

Las autoridades cubanas convocaron para hoy, cuando se cumplen 15 años de la detención de los espías, una campaña para exigir su excarcelación con diversos actos, todos teñidos de amarillo.

La idea de apelar al interés de los estadounidenses por el caso con un símbolo muy ligado a su historia desde la Guerra Civil fue de René González, uno de los cinco agentes condenados en 2001 y el único que ya está en libertad en Cuba.

Vistos como "héroes" y conocidos como "los cinco" en Cuba, René González, Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero fueron detenidos en 1998 y condenados en 2001 a penas desde 15 años de cárcel hasta doble cadena perpetua.

Los cubanos admitieron que eran agentes de su Gobierno "no declarados" ante Washington, pero dijeron espiar a "grupos terroristas de exiliados" que conspiraban contra el entonces mandatario Fidel Castro, y no al Gobierno estadounidense.

En los últimos años su proceso se convirtió en uno de los principales escollos del histórico diferendo ente Washington y La Habana. ACAN-EFE

lfp/hma