El Real Madrid tendrá oportunidad el sábado de estrenar su nuevo gran fichaje, el galés Gareth Bale, cuando el subcampeón de la liga española visite por la cuarta fecha al Villarreal, otro de los equipos que ostentan pleno de tres victorias en el campeonato.

El Barcelona, vigente monarca, recibirá horas antes al Sevilla, el último rival liguero en salir sin goles encajados del estadio Camp Nou, cuando peleó un empate por 0-0 hace dos cursos.

Barsa y Madrid disputarán posteriormente la fase de grupos de la Liga de Campeones: los azulgranas el miércoles contra el Ajax y el Madrid frente al Galatasaray el martes.

El cuarto conjunto con nueve puntos en su haber es el Atlético de Madrid que entrena el argentino Diego Simeone y que abre la fecha contra el Almería, mientras que la Real Sociedad visita al Levante en el otro cotejo del sábado. El Atlético también tiene compromiso europeo el miércoles contra el Zénit de San Petersburgo y la Real enfrenta el martes al Shakhtar Donetsk.

"Cualquier hincha del Atleti no tiene otra oración que no sea ir partido a partido. No nos hará bien pensar en otras cosas", dijo el jueves Simeone sobre la posibilidad de competir por la liga.

La última visita del Madrid al Villarreal evoca mal recuerdo para los blancos, que apenas pudieron igualar 1-1 en la campaña 2011-2012, antes de que el "Submarino Amarillo" descendiera por una campaña a la segunda división.

El partido sintetizó la anterior y crispada etapa del técnico José Mourinho, quien acabó expulsado tras repetidas protestas, junto al central Sergio Ramos y el alemán Mesut Oezil.

Este último, recién traspasado al Arsenal londinense, no será de la partida como tampoco Mourinho, hoy del Chelsea. Su relevo, Carlo Ancelotti, debate si alinear de inicio a Bale, con poco rodaje tras su inestable pretemporada, y deberá decidir sobre Nacho Fernández o Alvaro Arbeloa para ocupar el lateral izquierdo, vacante por las lesiones del brasileño Marcelo y Fabio Coentrao. Bale podría cruzarse con el mexicano Giovani Dos Santos, ex compañero del Tottenham, quien está viviendo un gran arranque en el Villarreal.

Ancelotti vigila también al astro Cristiano Ronaldo, quien anotó tres goles con Portugal ante Irlanda del Norte pero descansó en la posterior derrota de su selección contra Brasil.

En ese partido brilló con luz propia el azulgrana Neymar, autor de un gran gol y cuyo papel se ensancha paulatinamente en el Barsa. El técnico argentino Gerardo "Tata" Martino se congratuló de su mejorado rendimiento en la última victoria sobre el Valencia, así como de la buena forma de Lionel Messi, líder goleador con cinco dianas en dos cotejos y quien acaba de sellar la clasificación de Argentina al próximo Mundial con dos tantos de penal en el triunfo por 5-2 sobre Paraguay.

Ante la visita del Sevilla, "La Pulga" posiblemente se reencuentre con el último arquero en salir invicto del Camp Nou, pues Javi Varas, quien entonces incluso le atajó un penal, cuenta con opciones de desbancar al brasileño Beto del once titular.

"Martino no ha venido a cambiar nada. Nos pide un juego más directo, pero renunciar a la filosofía que ha dado tantos títulos al Barsa es imposible", aclaró el brasileño Adriano, ex del Sevilla.

El Espanyol abre la parrilla dominical en cancha del Granada, donde debutó la pasada campaña el entrenador mexicano Javier Aguirre, salvador de un equipo que actualmente ocupa plazas europeas. Los blanquiazules esperan ahora estrenar al goleador colombiano Jhon Córdoba, pendiente de presentación oficial el viernes.

Osasuna, colista sin puntos, exhibirá a Javier Gracia como nuevo timonel tras el cese de José Luis Mendilibar y con afán de sacar algo positivo de su visita al penúltimo Getafe.

El Málaga empezó a puntuar la pasada fecha al empatar en Sevilla y buscará su primera victoria frente al Rayo Vallecano mientras que el Betis y el Valencia ansían revertir su mal inicio en su cruce al cierre del domingo.

El Elche, rival del Valladolid el lunes, suma dos puntos pero ningún triunfo, mientras que el Athletic de Bilbao, quinto con seis unidades, desea empezar con victoria su andadura en su nuevo estadio, donde recibirá al Celta de Vigo.