Estimulado por su flamante título en dobles en el Abierto de Estados Unidos, el checo Radek Stepanek abrirá la serie semifinal de la Copa Davis contra el argentino Juan Mónaco.

Para el veterano de 34 años que recientemente ganó su segundo título en dobles de un certamen de Grand Slam, será el primer encuentro individual por la Davis este año, en que la República Checa defiende su corona.

Stepanek es una pieza clave en el equipo checo, pero se perdió la victoria de primera rueda en Suiza debido a una operación en el cuello y solo pudo jugar el dobles en el triunfo de cuartos de final en Kazajistán.

Stepanek y Berdych jugaron todos los cinco partidos en la final del año pasado en Praga, en que vencieron a España 3-2. Stepanek conquistó el primer título para la República Checa como nación independiente con una victoria de 6-4, 7-6 (0), 3-6, 6-3 sobre Nicolás Almagro en el último partido individual.

"Estoy listo para el partido", afirmó Stepanek el jueves.

Stepanek lleva ventaja de 4-2 en sus enfrentamientos con Mónaco, que es el argentino de mejor colocación en el equipo, ahora que no juega Juan Martín del Potro.

Mónaco "es muy bueno en la línea de base. Trataré de aprovechar la superficie y mi juego para neutralizarlo", comentó el checo.

Al igual que en la final contra España, los checos escogieron la superficie rápida para contrarrestar a los argentinos, especialistas en canchas de arcilla.

El sorteo determinó que Tomas Berdych, quinto en el escalafón, enfrente a Leonardo Mayer en la primera jornada el viernes.

En dobles el sábado, Lukas Rosol y Jiri Vesely enfrentarán a Carlos Berlocq y Horacio Zeballos.

El domingo se jugarán los dos últimos individuales.

"Leo está en muy buena condición", comentó el capitán de Argentina, Martín Jaite. "Estamos seguros de que Leo jugará muy bien el viernes. Es la mejor opción para nosotros".

El ganador de la serie enfrentará en la final en noviembre al ganador de la otra semifinal entre Serbia y Canadá.