La Asesora de Seguridad Nacional estadounidense, Susan Rice, reconoció hoy ante el ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, las "cuestiones legítimas" generadas por el supuesto espionaje desde Washington a Brasilia.

"La Asesora de Seguridad Nacional expresó al ministro Figueiredo que EE.UU. comprende que las recientes revelaciones a la prensa - algunas de las cuales han distorsionado nuestras actividades y otras han provocado cuestiones legítimas por nuestros amigos y aliados (...), han creado tensiones en la muy estrecha relación bilateral con Brasil", afirmó Caitlin Hayden, portavoz de Rice en un comunicado, tras la reunión de ambos en la Casa Blanca.

En este sentido, agregó Hayden, "los Estados Unidos están comprometidos a trabajar con Brasil para encarar estas preocupaciones, mientras seguimos trabajando de manera conjunta en una agenda compartida de iniciativas bilaterales, regionales y globales".