Juan Uribe está disfrutando esta temporada mucho más que sus primeras dos con los Dodgers. Uno de los motivos es que Los Ángeles está a punto de amarrar el título divisional.

El otro es que el dominicano ha sido protagonista de estos éxitos, a la defensiva y con el madero.

Uribe conectó jonrón en cada uno de sus primeros tres turnos, y los Dodgers totalizaron seis cuadrangulares para aplastar el lunes 8-1 a los Diamondbacks de Arizona, con lo que redujeron a ocho el "número mágico" de juegos que necesitan a fin de amarrar el título en la División Oeste de la Liga Nacional.

El antesalista de 34 años, quien batea para .279 con 10 jonrones y 44 impulsadas, está en el último año de un contrato por tres temporadas y 21 millones de dólares, que firmó como agente libre, luego de ayudar a que San Francisco se coronara en la Serie Mundial de 2010. En las dos campañas anteriores, combinadas, el quisqueyano conectó seis jonrones y produjo 40 carreras.

"Es un gran tipo, y uno de los más populares en la casa club", dijo el primera base mexicano Adrián González. "Sé que él se ha llevado algunos golpes en los últimos dos años, así que es maravilloso que él tenga un buen año y sea una parte grande de lo que hemos logrado".

El mexicano González, Andre Ethier y el dominicano Hanley Ramírez conectaron también vuelacerca, en la exhibición más espectacular de bateo que hayan prodigado los Dodgers en casi siete años.

Ricky Nolasco (13-9) ganó su séptima decisión seguida en ocho aperturas, y los Dodgers anotaron sus primeras siete carreras por medio de bambinazos.

Uribe conectó además un sencillo dentro del cuadro a la antesala en el séptimo episodio, frente a Heath Bell, para remolcar la última carrera de los Dodgers. Es la primera vez que Uribe batea cuatro inatrapables desde el 23 de abril de 2001, cuando lo hizo ante Atlanta.

Los primeros cuatro jonrones de Los Ángeles llegaron contra el panameño Randall Delgado (4-6), quien hizo 70 lanzamientos durante dos entradas y dos tercios, en lo que marcó su debut en el Dodger Stadium. El derecho tiene una foja de 1-3, con una efectividad de 5.40 y 13 vuelacercas permitidos en ocho inicios desde el 26 de julio, cuando logró su primer juego completo y su primera blanqueada.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago vencieron 2-0 a los Rojos de Cincinnati; los Bravos de Atlanta derrotaron 5-2 a los Marlins de Miami; los Nacionales de Washington aplastaron 9-0 a los Mets de Nueva York, pero Gio González vio frustrado en la séptima entrada su intento por lanzar un juego sin hit, y los Gigantes de San Francisco superaron 3-2 a los Rockies de Colorado en 10 entradas, con triunfo del dominicano Santiago Casilla (6-2).

También el lunes, los Piratas siguieron alejándose de una historia que quieren olvidar.

Pittsburgh aseguró su primera campaña con más triunfos que derrotas desde 1992, al superar 1-0 a los Rangers de Texas, en un duelo de pitcheo ganado por el novato Gerrit Cole.

Cole recetó nueve ponches, la mayor cantidad de su vida, en una faena de siete entradas, para superar al japonés Yu Darvish.

Los Piratas (82-61) no colocaron a un solo corredor en la intermedia frente a Darvish (12-8) sino hasta que Marlon Byrd empalmó un doblete con dos outs del séptimo episodio. Byrd anotó cuando el dominicano Pedro Álvarez disparó otro doble.

Pittsburgh había perdido cuatro encuentros en fila, su peor racha de la temporada, desde el martes pasado, cuando ganó en Milwaukee y garantizó su primera campaña sin más derrotas que triunfos en más de dos décadas.

Finalmente, los Piratas lograron garantizar la campaña ganadora, al llevarse el primer encuentro de una serie de tres interligas entre líderes en la puja por el boleto de comodín a los playoffs.

Pero la 82da victoria de la campaña fue sólo un paso hacia la meta principal de los Piratas, que es llegar a los playoffs. Por lo tanto, no hubo gran celebración en la casa club.

"En realidad, no podemos entender lo que han vivido los fanáticos. Sé que definitivamente sonreirán cuando vean este triunfo número 82", dijo Cole. "Estamos sumamente contentos por hacerlos sentir que tienen un equipo ganador, pero faltan unas cuantas semanas, y vamos a disputar juegos grandes muy importantes".

El manager Clint Hurdle no dirigió un mensaje especial a sus peloteros tras este hito.

"Este triunfo emocionará a mucha gente a distintos niveles, y lo sabemos", dijo Hurdle. "Pero todos están aquí por una razón, y es lograr las cosas que no hemos conseguido en mucho tiempo".

Darvish tiene un récord de 0-3 en sus últimas cinco aperturas, de las que todas han culminado con derrotas de los Rangers. El derecho ponchó a seis enemigos, y admitió una carrera y cuatro hits en una labor de siete innings. Hizo 81 lanzamientos, su cifra más baja de la campaña, antes de abandonar el montículo por un calambre en la pierna derecha.

En la Liga Americana, los Indios de Cleveland superaron 4-3 a los Reales de Kansas City, con 10 ponches del dominicano Ubaldo Jiménez (11-9); los Medias Blancas de Chicago vencieron 5-1 a los Tigres de Detroit, por quienes fue expulsado el venezolano Miguel Cabrera, tras discutir con un umpire, y los Astros de Houston se impusieron 6-4 a los Marineros de Seattle, gracias a un sencillo del dominicano Jonathan Villar.

Además, los Orioles de Baltimore se impusieron 4-2 a los Yanquis de Nueva York, y los Mellizos de Minnesota derrotaron 6-3 a los Angelinos de Los Ángeles.