Bolivia recibió 671.000 turistas extranjeros durante el primer semestre de 2013, un 8 % más que la cantidad de visitantes registrados en similar periodo del año anterior, informó hoy el viceministro de Turismo, Marko Machicao.

En declaraciones a Efe, Machicao destacó el incremento registrado debido a que, habitualmente, el primer semestre "es el más bajo en términos de actividad del turismo receptivo".

"El dato es muy interesante, muy importante porque nos da la idea de poder estimar un crecimiento por encima del 18 % hasta fin de año. Estamos hablando de superar la cifra de 1.300.000 turistas hasta diciembre", sostuvo el viceministro.

La mayoría de los turistas que visitaron Bolivia entre enero y junio fueron alemanes, franceses, británicos y japoneses, éstos últimos atraídos sobre todo por el salar de Uyuni, el fondo disecado de un antiguo mar que se extiende en 10.000 kilómetros cuadrados en la región andina de Potosí, fronteriza con Chile y Perú.

Según Machicao, fue precisamente el salar de Uyuni el destino más visitado en los primeros seis meses del año, por lo que consideró que el sitio "se ha vuelto un icono" del turismo boliviano.

Además de Uyuni, también han registrado un flujo turístico "muy importante" las ciudades de La Paz, Santa Cruz, Potosí y Sucre, en parte porque son los puntos por donde ingresan los visitantes externos a Bolivia.

En cuanto a los turistas sudamericanos, Bolivia recibió un mayor número de visitantes argentinos, chilenos y brasileños.

El viceministro resaltó que el incremento más interesante fue el del flujo de turistas brasileños, que creció en un 38 % con respecto al año anterior.

Los visitantes brasileños visitaron sobre todo las zonas altas del país y optaron por los deportes de aventura en montañas andinas como el Huayna Potosí, de 6.088 metros de altura, el Tuni Condoriri (5.700 metros) y el Sajama (6.462 metros), explicó Machicao.

Bolivia recibió en el primer semestre de este año cerca de 600 millones de dólares derivados de la actividad turística en el país, lo que supone más de la mitad de los ingresos que se registraron el año pasado.

Según el viceministro de Turismo, se espera cerrar el año con ingresos por 1.500 millones de dólares.

Machicao indicó que hay varios factores que permitieron lograr las cifras alcanzadas hasta el momento, uno de ellos es la campaña de promoción turística internacional "Bolivia te espera", lanzada hace un año.

A su juicio, también ha influido el que Bolivia haya sido incluida por primera vez en la ruta del rally Dakar, que en 2014 pasará por las regiones andinas de Potosí y Oruro.