La Ópera de Nueva York dice que quizás tenga que cancelar el resto de sus producciones esta temporada si no logra recaudar 7 millones de dólares para finales de septiembre.

El anuncio se produce nueve días antes del estreno de "Anna Nicole", una coproducción de la compañía con la Academia de Música de Brooklyn, reportó el dirario The Daily News.

El director artístico de la ópera de la ciudad, George Steel, dice que la compañía necesita el dinero tanto para terminar la temporada en curso como para "seguir adelante sobre una base financiera sólida".

La compañía se ha embarcado en un esfuerzo de recaudación de 20 millones de dólares.

La ópera dejó su casa permanente en el Lincoln Center en el 2011 y eso ayudó a equilibrar su presupuesto. Ahora, Steel dice que la compañía necesita " el financiamiento estable que haga posible nuestro trabajo".

A diferencia de la Ópera Metropolitana, la Ópera de Nueva York se dedica a llevarle la ópera a las masas.