El Museo de Van Gogh anunció el lunes que identificó una pintura perdida de Vincent Van Gogh que pasó años en un altillo noruego porque se creía que no era auténtica. Es la primera obra del maestro holandés en un lienzo completo que se descubre desde 1928.

"Ocaso en Montmajour" muestra un paisaje árido de robles, arbustos y el cielo, con los conocidos trazos gruesos de Van Gogh. El pintor describió la obra en una carta dirigida a su hermano Theo en la que dice que la pintó el 4 de julio de 1888.

Dijo que hizo la pintura "en un páramo pedregoso donde crecen pequeños robles trenzados".

Los expertos del museo dijeron que fue autenticada por las cartas, el estilo y los materiales usados, y que han rastreado su origen.

El director del museo Axel Rueger describió el hallazgo como "una experiencia única en la vida" en la ceremonia de develación.

"Esta es una pintura maravillosa de lo que muchos ven como el momento culminante de su logro artístico, su periodo en Arles, en el sur de Francia", dijo. "En el mismo periodo pintó obras como 'Los girasoles', 'La casa amarilla' y 'El dormitorio'''.

El museo dijo que el cuadro ahora le pertenece a un coleccionista privado no identificado y que se exhibirá en el museo a partir del 24 de septiembre.

No detalló cómo se recuperó la pintura, pero dijo que había sido propiedad de un hombre noruego a quien le habían dicho que no era un Van Gogh, por lo que la dejó abandonada durante años en el altillo de su casa.

Rueger dijo que el mismo museo rechazó la autenticidad de la pintura en una ocasión en la década de 1990, en parte porque no está firmada por el artista.

Pero una nueva investigación de dos años los convenció, con nuevas técnicas de análisis químico de los pigmentos que muestran que son idénticos a otros que Van Gogh usó en su paleta en Arles, incluyendo las típicas decoloraciones.

Entretanto, un estudio radiográfico mostró que el lienzo era del mismo tipo que Van Gogh usó para otras pinturas de la época, como "Las piedras", que se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Houston.

El investigador Teio Meedendorp dijo que él y un colega hallaron "respuestas a todas las preguntas clave, lo que es notable para una pintura que estuvo perdida durante más de 100 años".

La pintura estaba catalogada en la colección de Theo van Gogh como la número 180, y ese número aún puede verse en el reverso del lienzo. La obra se vendió en 1901.

Rueger describió "Ocaso en Montmajour" como ambigua porque el lienzo, de 93,3 por 73,3 centímetros (36,7 por 28,9 pulgadas), es relativamente grande.

Van Gogh se refirió a la obra en otras dos cartas en el mismo verano que se pintó, diciendo que estaba tratando de presentarse como un "poeta" entre los paisajistas, pero dijo que consideraba "Ocaso" un fracaso en varios aspectos.

Hizo afirmaciones similares sobre algunas de sus pinturas más famosas, como "Noche estrellada" de 1889, que se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Vincent Van Gogh sufrió brotes de trastorno mental a lo largo de su vida; se suicidó de un tiro en 1890. Vendió sólo un cuadro en vida, aunque su obra empezaba a ser reconocida cuando murió.

El Museo de Van Gogh, que alberga 140 de las obras del maestro holandés, recibe cada año más de un millón de visitantes, y las pinturas de Van Gogh están entre las más valiosas del mundo. En las raras ocasiones en que aparece alguna en subasta, se vende por decenas de millones de dólares.

La ubicación exacta que presenta "Ocaso" puede identificarse: es cerca de Arles, Francia, donde Van Gogh vivía en aquel entonces, cerca del monte Montmajour y las ruinas de un monasterio del mismo nombre. El monasterio puede verse al fondo, en el lado izquierdo del cuadro.

El investigador Meedendorp ubicó la obra en un momento "de transición" en el estilo de Van Gogh.

"A partir de entonces, Van Gogh sintió cada vez más la necesidad de pintar con más y más impasto (pinceladas gruesas usando mucha pintura) y más y más capas", explicó.

____

Toby Sterling está en Twitter como http://www.twitter.com/lbsterling