Geno Smith tenía 34 segundos restantes en el partido, y mostró la confianza de un veterano. El novato habló con sus compañeros y recalcó que los Jets tenían la posibilidad de evitar una derrota en el comienzo de la campaña.

Tenía razón.

Nick Folk pateó un gol de campo de 48 yardas con dos segundos por jugar, luego que una falta personal de Lavonte David contra Smith mantuvo con vida la posesión de Nueva York, y Nueva York consiguió el domingo una inesperada victoria 18-17 sobre los Buccaneers de Tampa Bay.

"Sólo fui con mis compañeros y les dije que nunca podemos pensar que un partido está definido", dijo Smith.

Con los Jets abajo 17-15, Smith logró avanzar 10 yardas. David le empujó para sacarlo del terreno. El castigo de 15 yardas permitió que los Jets tuvieran el ovoide en la 30 de los Buccaneers y así sirvieron la mesa para el gol de campo decisivo de Folk en la siguiente jugada.

"Hemos hablado de que este equipo es muy resistente, y lo es", dijo el entrenador Rex Ryan. "Peleamos todo el partido hasta el final. Fuimos un equipo que libró una gran batalla".

Todo parecía liquidado para los Jets unos instantes previos, luego que Rian Lindell pateó un gol de campo de 37 yardas y con 34 segundos por jugar.

Smith, en su primer partido como titular debido a la lesión de Mark Sánchez (hombro), cometió algunos errores, como un balón suelto que terminó en una anotación y un pase interceptado. Sin embargo, acabó completando 24 de 38 pases para 256 yardas y un touchdown.

"Me encanta jugar con un equipo como éste, porque no tienes que entrar al terreno y tratar de ser Superman", dijo Smith. "Sólo hay que jugar, ejecutar y ser inteligente con el balón".

En el primer domingo de la temporada hubo una sorpresa incluso mayor.

La remozada defensa de Tenesí derribó cinco veces a Ben Roethlisberger y los Titans se pasearon al ganarle 16-9 a los Steelers de Pittsburgh.

Chris Johnson acumuló 70 yardas en acarreos, Jackie Battle anotó con una embestida de tres yardas en el segundo cuarto y Rob Bironas pateó tres goles de campo para los Titans. Del resto se encargó la defensa.

Pittsburgh apenas pudo acumular 195 yardas y perdió al centro Maurkice Pouncey, electo al Pro Bowl, quien se rompió los ligamentos de la rodilla derecha y casi seguramente quedará fuera por el resto de la temporada. Tampoco volvería a ver acción en este año el linebacker Larry Foote, quien se desgarró el bíceps derecho.

"Tenemos mucho trabajo por hacer; a nadie le importan nuestros problemas", dijo el entrenador Mike Tomlin. "Los rivales agradecen que tengamos problemas. Debemos entender esto, mantenernos unidos y perseverar".

Los Titans fueron el equipo que más puntos recibió en la liga la pasada temporada y contrataron a Gregg Williams como asistente. Su impacto fue inmediato. Roethlisberger, el mariscal de campo de los Steelers, completó 21 de 33 pases para 191 yardas y un touchdown postrero, pero lució inseguro.

En cambio, los 49ers siguieron luciendo temibles, en una campaña en que buscarán dar el único paso que les faltó en febrero: ganar el Super Bowl.

Frank Gore anotó un touchdown de una yarda con 5:47 minutos en el reloj, Colin Kaepernick lanzó para una marca personal de 412 yardas y tres anotaciones, con 13 pases completos a Anquan Boldin, y San Francisco venció el domingo 34-28 a los Packers de Green Bay.

Boldin atrapó envíos para 208 yardas en un espectacular debut con San Francisco, y Vernon Davis recibió un par de pases para touchdown de Kaepernick, quien hizo avanzar a su equipo 80 yardas en cinco jugadas para tomar la delantera hacia el final del encuentro. Los 49ers respondieron luego de que el novato Eddie Lacy puso a Green Bay adelante con un acarreo de dos yardas, a 8:26 minutos del final.

Aaron Rodgers lanzó para 33 yardas y tres touchdowns, pero los Packers partieron del Candlestick Park con otra derrota, ocho meses después de perder 45-31 en los playoffs divisionales de la Conferencia Nacional.

El encuentro fue empañado por la muerte de un aficionado, que cayó desde un andador elevado. El portavoz de la policía de San Francisco, Gordon Shyy, dijo que varias personas atestiguaron la caída del sujeto desde el andador, el cual circunda el Candlestick.

En otros encuentros, los Patriots de Nueva Inglaterra sufrieron pero vencieron 23-21 a los Bills de Búfalo, con un gol de campo de Stephen Gostkowski a cinco segundos del final; los Rams de San Luis se impusieron 27-24 a los Cardinals de Arizona, también gracias a un gol de campo dramático, de Greg Zuerlein; los Saints de Nueva Orleáns superaron 23-17 a los Falcons de Atlanta, para dar una victoria a su entrenador Sean Payton en su regreso tras la larga suspensión, y los Cowboys de Dallas triunfaron 36-31 a los Giants de Nueva York, que perdieron seis balones en el duelo.

Además, los Seahawks de Seattle derrotaron 12-7 a los Panthers de Carolina; los Colts de Indianápolis vencieron 21-17 a los Raiders de Oakland; los Bears de Chicago superaron 24-21 a los Bengals de Cincinnati; los Dolphins de Miami doblegaron 23-10 a los Browns de Cleveland; los Chiefs de Kansas City aplastaron 28-2 a los Jaguars de Jacksonville, y los Lions de Detroit se impusieron 34-24 a los Vikings de Minnesota.