Sebastian Vettel superó una complicación en la largada para ganar el domingo el Gran Premio de Italia de Fórmula Uno y amplió su considerable ventaja en el campeonato mundial sobre Fernando Alonso, que llegó segundo.

Al Red Bull de Vettel se le trabó la dirección en la primera curva mientras la Ferrari de Felipe Massa le venía pisando los talones, pero después el alemán se consolidó en la delantera para vencer a su escolta Alonso. Tercero fue su compañero de Red Bull, Mark Webber.

Faltando siete carreras en la temporada, parece cada vez más probable que Vettel se apodere de su cuarto título mundial seguido, a menos que le pase alguna catástrofe o que Ferrari encuentre el antídoto para aumentar su velocidad.

Fue la tercera victoria de Vettel en Monza, la sexta de la temporada y número 32 en general, con lo que iguala el total de victorias de Alonso.