Miles de personas participaron hasta la madrugada del sábado en un carnaval en las calles de esta capital y de otras ciudades para celebrar el triunfo 2-1 de Honduras ante México en el estadio Azteca, por las eliminatorias de la CONCACAF rumbo al Mundial de Brasil en 2014.

La fiesta continuó mucho después que los jugadores catrachos arribaron a esta capital a las 10:45 GMT en un vuelo especial.

"Los bulevares y calles de Tegucigalpa lucieron colmados de personas de todas las edades y condiciones socioeconómicas, que se fundieron en una fiesta sin diferencias... e igual situación ocurrió en el resto de ciudades y poblados hondureños", dijo el periódico Proceso Digital.

Los jugadores llegaron cansados y desvelados al aeropuerto Toncontín.

"Dimos un gran paso al derrotar a México, pero de nada servirá si no ganamos el martes ante Panamá", expresó el secretario de la Federación de Fútbol, Alfredo Hawit.

El presidente Porfirio Lobo dijo en su cuenta de Tuiwter Pepe_Lobo: "Felicidades muchachos, han demostrados que unidos Honduras sí puede".

La Prensa tituló con letras grandes: "Honduras logra histórico Aztecazo y aleja a México del Mundial 2014". Y Tiempo aseguró: "Histórico Aztecazo", mientras que La Tribuna tituló: "Los chingamos (arruinamos)".

Los catrachos jamás habían derrotado a los mexicanos en su domicilio.

El portero Noel Valladarez dijo llorando a los periodistas a su llegada a Tegucigalpa que "ya casi estamos con un pie en el mundial".

Carlo Costly, uno de los héroes del equipo hondureño, calificó de "inolvidable" el encuentro, tras señalar que "aunque México es fuerte y un rival digno, hicimos bien las cosas y merecimos ganar". Sostuvo que "dimos lo más... y lo logramos".

Los goles hondureños los anotaron Jerry Bengtson al minuto 64 y Costly, a los 66, los que señalaron de remontada la victoria y dejaron sin efecto el tempranero tanto de Oribe Peralta, a los 6.

El técnico colombiano de Honduras, Luis Fernando Suárez, elogió a sus jugadores. Destacó que "ellos pusieron ganas, deseos y corazón ante los mexicanos".

En relación al encuentro, Suárez dijo que a los catrachos les costó al principio, especialmente en los primeros 20 minutos cuando México anotó, pero que en la segunda etapa recuperaron el control y así vinieron los goles.

Advirtió sin embargo que "fue un partido de tres puntos, aunque no vale ganar si no clasificamos al mundial".

Honduras suma 10 puntos y es tercero en el hexagonal de la CONCACAF, que domina Costa Rica con 14.

Las eliminatorias darán tres plazas directas al Mundial y el cuarto irá a una repesca con el campeón de Oceanía.