El ministro iraní de Relaciones Exteriores envió un mensaje por Twitter felicitando a los judíos por el Año Nuevo, reportó el viernes un sitio de noticias en internet, en un diminuto paso diplomático hacia la flexibilización de las hostilidades entre Irán e Israel.

Mohammad Javad Zarif dijo a tasnimnews.com en un artículo publicado el jueves por la noche que envió el mensaje porque Irán tiene una pequeña comunidad judía. Pero el mensaje se conoce mientras Israel e Irán se ven entre sí con desconfianza y desprecio por el programa nuclear iraní y la negación del Holocausto manifestada por el ex presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Otro tuit de Zarif decía: "Irán nunca lo negó (el Holocausto). El hombre que se percibe lo estaría negando ya no está. Feliz Año Nuevo". Este mensaje fue en respuesta a un tuit atribuido a la cuenta en la red social de Christine Pelosi, hija de la legisladora estadounidense Nancy Pelosi, respondiendo al mensaje de felicitación de Zarif diciendo: "El Año Nuevo será más dulce si usted pusiera fin a la negación del Holocausto en Irán, señor".

En una entrevista con el sitio web, el diplomático dijo que Teherán no permitiría que Israel utilizara el Holocausto "para encubrir sus crímenes".

"Nunca estuvimos en contra los judíos. Nos oponemos a los sionistas que son una minoría", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, citado por el portal. "Hemos condenado el asesinato de judíos por parte de los nazis así como condenamos la muerte y represión de los palestinos por parte de los sionistas".

El mensaje "Feliz Rosh Hashaná" probablemente no va a cambiar dramáticamente las relaciones internacionales entre Irán e Israel. Teherán no reconoce a Israel y apoya a grupos extremistas como el Jezbolá libanés y el Hamas palestino. El mensaje llega, sin embargo, mientras el presidente Hasan Rouhani, un moderado, toma poco a poco el control del país con un tono más conciliador, después de años turbulentos con Ahmadinejad en el cargo.