Es la vuelta al mundo en una toma de 13 minutos.

El público de festivales como el de Venecia y Telluride ha quedado anonadado con el plano secuencia que abre la película en 3D del mexicano Alfonso Cuarón "Gravity", la cual lleva a los espectadores hasta dejarlos sintiéndose fuera de gravedad. Cuando la película se estrene el sábado en el Festival Internacional de Cine de Toronto, el encanto de la toma coreográfica de Cuarón seguramente crecerá.

"Es la idea de tratar de crear un momento de honestidad en el que la cámara está ahí para atestiguar y representar ese momento en tiempo real", dijo Cuarón en una entrevista reciente. El cineasta y su viejo director de fotografía (el también mexicano Emmanuel Lubezki, que ha trabajado con Cuarón desde "Y tu mamá también" hasta su película anterior de suspenso, "Children of Men") son famosos por su propensión a las tomas largas sin cortes con una coreografía hermosa.

Por ejemplo en "Children of Men" una toma continua de cuatro minutos captura una plática juguetona en un auto, que de pronto es emboscado en la carretera y continúa mientras las víctimas tratan de escapar e incluso después. Para esta escena Cuarón construyó una plataforma en el auto para que la cámara se moviera hacia adelante y hacia atrás.

La toma al comienzo de "Gravity" pasa de forma similar de lo banal al caos y termina con incertidumbre. Unos astronautas (Sandra Bullock, George Clooney) están reparando una estación espacial y bromean con su sala de control en la NASA en Houston (con la voz de Ed Harris). Cuando una tormenta de desechos de satélite, causada por un asteroide, pasa velozmente y la estación se daña, dejando a los astronautas a la deriva en el espacio.

Cuaron y Lubezki capturan todo sin cortes con una cámara flotando alrededor de los personajes, simplemente abriendo y cerrando la toma. Es, como dice Cuarón "un momento continuo".

"Sentimos que a veces el lenguaje de las tomas cerradas y los cortes abstrae a los personajes de su ambiente", dijo Cuarón. "Queríamos que el ambiente tuviera un peso tan importante como los personajes".

Variety elogió el plano secuencia por "habernos sumergido completamente en la belleza y la majestuosidad de un universo obscuro e inclemente". Hollywood Reporter calificó la película, que Warner Bros. presentará en cines el 4 de octubre, "como la cinta más realista y hermosamente coreografiada que se haya situado en el espacio".

Hay otras tomas de varios minutos e impresionante claridad en "Gravity", pero la primera es la que cautivará a los cinéfilos. Consideradas un acto de valentía y una demostración de poder cinematográfico, las tomas largas son la materia de leyendas como Orson Welles ("Touch of Evil"), Alfred Hitchcock ("Rope"), Martin Scorsese ("Goodfellas"), Robert Altman ("The Player") y Michelangelo Antonioni ("The Passenger").

A Cuarón no le gusta llamar la atención por sus tomas largas, las cuales caben completamente en esa tradición cinematográfica. El director, que afirmó que no sabe qué tan largo es el primer plano secuencia de "Gravity", teme convertirse en un cineasta presuntuoso.

"Eso es algo que me preocupa a veces", dijo. "Si le llama la atención a la gente no estoy seguro de si funciona".

Las ventajas de la tecnología digital han creado más posibilidades para las tomas largas (la película de 2002 "Russian Ark" se hizo con un sólo plano secuencia de 96 minutos con un Steadicam), pero Cuarón tenía retos especiales al operar en la simulación de la gravedad cero. Hizo que el supervisor de efectos visuales Tim Webber creara lo que llamó "la caja de luz" un gran cubro rodeados por luces LED colocado dentro de donde Bullock y Clooney fueron arrastrados para simular el efecto de flotar.

Fue un trabajo complejo al tratar de mantenerse fiel al movimiento en el espacio. Pero Cuarón quería una experiencia que adentrara al público en la historia, en parte inspirado por documentales de astronautas en la luna como "For All Mankind" — películas que no tienen el lujo de lograr un close-up.

En vez de eso la cámara de Cuarón avanza hacia la perspectiva del personaje de Bullock y después flota casi como "si fueras otro personaje en el viaje", dijo.

Aunque Cuarón disfruta estas coreografías, estaba sorprendido por la cantidad de trabajo que implica. Comenzó pensando que se trataría de una película simple en interiores con dos personajes. Pero terminó, como le suelen recordar sus colaboradores, requiriendo cuatro años y medio de labor.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle