Los entrenadores de algunos de los principales clubes de Europa pidieron el jueves a la UEFA que cierre antes el mercado de transferencias, aunque los dueños de sus equipos prefieren la fecha límite actual de septiembre.

El técnico de Tottenham, Andre Villas-Boas, señaló que los entrenadores están "descontentos" y quieren tener más tiempo para preparar sus planteles cada temporada.

"Le dijimos a la UEFA que hay que hacer algo al respecto", expresó Villas-Boas, al cierre de una reunión de dos días organizada por la UEFA en la que participaron 16 entrenadores, entre ellos Carlo Ancelotti del Real Madrid, Antonio Conte de la Juventus y Rafa Benítez del Napoli.

La venta Gareth Bale del Tottenham al Real Madrid, por una cifra sin precedentes de 100 millones de euros (132 millones de dólares), fue una de las transferencias cerradas el lunes, en el último día del mercado.

Benítez indicó que "principios de agosto", o el 15 de agosto, serían mejores fechas para cerrar el mercado, en lugar del 2 de septiembre, cuando ya comenzaron las temporadas europeas.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, había dicho que el mercado "es muy largo, y tendremos que acortarlo".

"Le pediremos a la FIFA que analice lo que proponemos, para que todas las ligas europeas comiencen al mismo tiempo", expresó Platini después del sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones la semana pasada.

Muchos clubes quieren un mercado más largo para tener alternativas para clasificarse a la Champions.

Villas-Boas dijo que "el problema es la discrepancia" entre los técnicos que buscan una estabilidad y los dirigentes que quieren asegurar la clasificación a la Champions.

Un boleto a la fase de grupos del torneo usualmente vale al menos 15 millones de euros (19,7 millones de dólares) en premio de la UEFA.

Villas-Boas recordó que el técnico de Schalke, Jans Keller, señaló que el equipo alemán sólo pudo comprar al volante Kevin-Prince Boateng, del Milan, después de asegurar su clasificación a la Champions.