Rusia intentará recuperarse mañana, viernes, del batacazo que le propinó a mediados de agosto Irlanda del Norte y que le costó el liderato del Grupo F, encabezado ahora por la selección portuguesa de Cristiano Ronaldo.

Como era de esperar, el italiano Fabio Capello se ha tomado muy a pecho la derrota ante los norirlandeses y no permitirá que sus jugadores vuelvan a minusvalorar al rival, como ocurriera en Belfast (1-0).

Luxemburgo es la cenicienta del grupo, pero el exigente técnico italiano considera que este partido es una buena piedra de toque de cara al crucial choque de la próxima semana ante Israel.

En caso de victoria en ambos partidos, los rusos recuperarían la iniciativa en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil, ya que Portugal les aventaja en un punto, pero ha jugado un encuentro más.

Fiel a su filosofía, Capello no introducirá muchos cambios en el once inicial, con la excepción de que jugará de inicio en la delantera el joven Kokorin (Dinamo), ya recuperado de la lesión que le impidió ser de la partida en la capital norirlandesa.

Le acompañará Kerzhakov (Zenit), el único delantero centro experimentado con el que cuenta Rusia tras la caída en desgracia de Pavlyuchenko y Pogrebnyak.

De esta forma, uno de los habituales centrocampistas titulares tendrá que dejar su puesto, algo que le tocará previsiblemente a Fayzulin.

El que no ha podido entrar en la convocatoria es el nuevo jugador del Sevilla, Denís Chéryshev, que ha sido cedido por el Real Madrid para que disponga de minutos.

El padre del futbolista, Dmitri Chéryshev, se mostró encantado con la cesión de su hijo al equipo entrenado por Unái Emery, un técnico que dirigió la pasada temporada al Spartak Moscú.

Pese a su ausencia, Chéryshev, que debutó precisamente en la absoluta con el técnico italiano ante Estados Unidos, confía en contar para Capello en las próximas citas de clasificación mundialista.

Por lo demás, el lateral derecho Anykov parece recuperado de las molestias y saldrá desde el inicio ante la débil Luxemburgo, que intentará salvar el honor y evitar una nueva goleada de escándalo en su historial.

Aunque Capello fue contratado para clasificar al equipo para el Mundial después de que Rusia se perdiera las dos ediciones anteriores, el ministro de Deportes, Vitali Mutkó, ha adelantado que al prestigioso técnico se le ha ofrecido la renovación hasta 2018.

Ese año Rusia organizará el Mundial de fútbol y Mutkó quiere que Capello forje en los próximos años un equipo joven capaz de llegar lejos como anfitrión del torneo.

Alineaciones probables:

Rusia: Akinféev; Anyukov, Ignashévich, V. Berezutsky, Kombárov; Shirókov, Denísov, Dzagóev, Bystrov; Kokorin y Kerzhakov.

Luxemburgo: Joubert; Bernard, Hoffmann, Schnell, Jänisch; Philipps, Alves da Mota, Bettmer, Mutsch; Bensi y Joachim.

Lugar: Estadio Central de Kazán (Tatarstán, Rusia)

Hora: 18:30 hora local (GMT 14:30).