A Italia, líder del grupo B, le basta una victoria contra Bulgaria para sellar su clasificación para el Mundial de Brasil, por lo que la selección "azzurra" buscará la victoria con todas sus fuerzas para no tener sorpresas.

Y es que Italia recibirá también el martes a la República Checa, que aún lucha por alcanzar la segunda plaza.

Hasta ahora, la selección italiana ha sumado una actuación buena, aunque no brillante, pues ha coleccionado un total de 14 puntos, tras seis partidos jugados, con cuatro triunfos y dos empates.

El técnico Cesare Prandelli sabe que los búlgaros no serán un equipo fácil, pues están a cuatro puntos de distancia y no pueden fallar, ya que una derrota les complicaría la vida de cara a la clasificación.

Prandelli teme a Bulgaria después del empate 2-2 en la primera vuelta y además tiene problemas en la delantera con dos de sus titulares el italo-argentino Pablo Osvaldo y Mario Balotelli sancionados.

A pesar de los sancionados, el seleccionador italiano no cambiará el esquema de las anteriores y es probable que como única punta ponga en campo como titular al delantero del Génova Alberto Gilardino.

Gilardino estará escoltado por el lacial Antonio Candevra y el exjuventino, que ha pasado al Sunderland, Emanuele Giaccherini, a quien Prandelli ha preferido en lugar de Alessandro Diamanti (del Bolonia).

Mientras que El Shaarawy y Lorenzo Insigne también esperarán su oportunidad en el banquillo.

En el centro del campo también faltará por sanción el inamovible Riccardo Montolivo, por lo que aumentan las posibilidades de volver a ver como titular a Thiago Motta, del París Saint Germain, que regresa a la selección "azzurra" después de más de año y medio de ausencia.

Pero también tiene opciones el jugador del Fiorentina Alberto Aquilani, mientras que otra de las novedades de esta convocatoria Marco Verratti, del PSG, comenzará el encuentro desde el banquillo.

Completarían así el centro del campo los veteranos Daniele De Rossi y Andrea Pirlo.

En defensa no habrá sorpresas y Prandelli tiene en mente una retaguardia con Ignazio Abate (Milan) y Luca Antonelli (Génova) como externos y los centrales Giorgio Chiellini y Andrea Barzagl y Gianluigi Buffon en la portería.

Bulgaria, segunda en el grupo B detrás de Italia, llega a Palermo con la posible baja de su portero titular, Nikolay Mihaylov, quien sufre una lesión en la rodilla.

El guardameta del Verona italiano probablemente será sustituido por Vladislav Stoyanov, del actual campeón búlgaro Ludogoretz.

El seleccionador búlgaro, Lubo Penev, se mostró optimista ante el encuentro diciendo que su equipo está "en buena forma en los últimos entrenamientos".

Según el antiguo jugador de Valencia y Atlético de Madrid, el encuentro con Italia sería difícil y no hay que subestimar nunca a la plantilla italiana, que es favorita en el grupo B para el Mundial de 2014 en Brasil.

"Debemos ser muy concentrados y serios, jugando para victoria, que es importantísima para nosotros en este momento. Tenemos la oportunidad de ganar el grupo", dijo el técnico búlgaro.

"Todavía no tengo claro quiénes serán los once titulares, lo decidiré en el último momento", señaló Penev al portal deportivo Sportni.Bg.

Alineaciones probables:

Italia: Buffon, Abate, Barzagli, Chiellini, Antonelli, Pirlo, De Rossi, Aquilani, Candreva, Giaccherini, Gilardino.

Bulgaria: Stoyanov - Manolev, Minev, Ivanov, Zanev - Dyakov, Gadzev, Iliev - Nedelev, Tonev, Popov

Arbitro: El español Carlos Velasco Carballo

Estadio: Renzo Barbera (Palermo)

Hora: 20:45 (18:45 GMT).