El campeón defensor del Abierto de Estados Unidos, el escocés Andy Murray, tercera cabeza de serie, cumplió con los pronósticos y pasó a los cuartos de final al vencer por 6-7 (5-7), 6-1 6-4 y 6-4 al uzbeko Denis Istomin en el último partido de la novena jornada, en la que también ganaron el serbio Novak Djokovic y el ruso Mikhail Youzhny.

El triunfo mantuvo a Murray en la lucha por revalidar el título que consiguió el año pasado y su próximo rival será el suizo Stanilas Wawrinka, noveno favorito, que dio la sorpresa al vencer por 3-6, 6-1, 7-6 (8-6) y 6-2 al checo Tomas Berdych, quinto cabeza de serie.

Murray y Wawrinka se enfrentarán por decimocuarta vez como profesionales con ventaja para el jugador escocés por 8-5 en las 13 anteriores, pero el campeón defensor del Abierto perdió el último duelo, que fue en el pasado Masters 1000 de Monte Carlo (6-1 y 6-2), que se disputó sobre pista de tierra batida.

Aunque Murray volvió a perder un set al no poder romper el saque de Istomin en la primera manga luego fue a más con su juego, dominó por completo en el segundo y consiguió sendas roturas en el noveno juego de la tercera y cuarta para asegurarse la victoria.

No sin antes también tener en la cuarta manga el factor suerte de su lado cuando una devolución de derecha la dio mal con el borde de la raqueta, se elevó por todo lo alto de la pista central de Arthur Ashe y cayó dentro del cuadro para que Istomin perdiese luego el punto y el saque (5-4) que le costaría también el set y el partido, que duró tres horas y siete minutos.

Murray, que ha tenido que superar cuatro rondas duras, confirmó que va a más con su tenis, que ha recuperado la mejor versión de sus golpes y que está lista para defender su título.

El tenista escocés, que se enfrentó por segunda vez a Istomin, número 65 del mundo, mantuvo el invicto al tener marca de 2-0 después de haberlo ganado también en el pasado torneo de Brisbane (6-4 y 7-5).

Mientras que Istomin no pudo ver cumplido el sueño de ser el primer tenista de su país que consiguiese alcanzar los cuartos de final en un torneo de Grand Slam.

El partido dejó a Murray con cinco "aces" y cinco dobles faltas, pero le dio sólo cuatro oportunidades a Istomin para que le rompiese el saque y sólo lo hizo dos veces, mientras que él aprovechó 6 de 15.

El gran fuerte en el juego de Murray fueron las subidas a la red que en 38 oportunidades consiguió 32 puntos por 19 de 37 que tuvo Istomin, que estuvo parejo con el actual campeón del Abierto en cuanto a los golpes ganadores y errores no forzados.

Murray tuvo 38 y 35, comparados a los 33 y 36, respectivamente, de Istomin.

Antes del triunfo de Murray, Wawrinka, en dos horas y 26 minutos, consiguió el triunfo que le puso por segunda vez en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, después que lo hizo también en el 2010 cuando el español Rafael Nadal se proclamó campeón.

El tenista suizo, que confirmó su gran momento de juego, también logró por cuarta vez estar entre los ocho mejores de un torneo de Grand Slam al haberlo hecho antes una vez en el pasado Roland Garros y en el Abierto de Australia del 2011.

Mientras que Berdych no pudo conseguir estar en los cuartos de final como había conseguido en el Abierto de Australia y Wimbledon en la presente temporada y tampoco pudo repetir las semifinales que disputó el año pasado en el último torneo de Grand Slam.

La sesión matinal también dejó los triunfos de Djokovic, primer cabeza de serie, que se dio toda una exhibición y entrenamiento ante el español Marcel Granollers, número 43 del mundo, al que venció por 6-3, 6-0 y 6-0 en sólo una hora y 19 minutos de trabajo.

El partido no tuvo ninguna historia ni tampoco sirvió para ver el verdadero nivel de juego en el que se encuentra Djokovic ya que no tuvo que exigirse en ningún momento porque Granollers se presentó en la pista Arthur Ashe sin nada que ofrecer ante la superioridad del número uno del mundo.

Djokovic, de 26 años, se clasificó por séptima vez consecutiva a los cuartos de final del último torneo de Grand Slam, que ganó en el 2011 y disputó las finales del 2007, 2010 y 2012.

Todo lo contrario sucedió con el duelo de veteranos entre el ruso Mikhail Youzhny, vigésimo primer cabeza de serie, que sí tuvo que luchar durante tres horas y 58 minutos antes de vencer al exnúmero uno del mundo y excampeón del Abierto, el australiano Lleyton Hewitt, de 32 años, por 6-3, 3-6, 6-7 (3-7), 6-4 y 7-5.

El enfrentamiento entre Djokovic y Youzhny, de 31 años, será el noveno, con ventaja de 5-3 para el tenista serbio en los ocho anteriores, incluido el último triunfo que consiguió en el pasado torneo de Monte Carlo.