La diputada opositora venezolana María Corina Machado aseguró hoy en Costa Rica que "Venezuela no aguantará seis años" al mando de la "neodictadura" del presidente Nicolás Maduro y planteó la posibilidad de una constituyente o un referendo revocatorio para cambiar de mando.

"Venezuela no aguanta seis años en esta dirección. Hay un gran riesgo de anarquía, de caos, de destrucción económica y moral", manifestó Machado en una conferencia de prensa tras reunirse con el expresidente costarricense y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias.

La diputada aseguró que en Venezuela "no hay democracia", y que es cierto que es difícil conseguir suministros como papel higiénico y medicinas, que se viven altos niveles de pobreza y que los índices de violencia se han incrementado en los últimos años hasta alcanzar el promedio de un asesinato cada 25 minutos con un 97 % de impunidad.

Según Machado, esta situación hace que Venezuela sea un "país en ebullición" con un promedio de 35 protestas diarias que son "invisibilizadas" por el Gobierno mediante amenazas a los medios de comunicación que las divulguen.

"Ellos tienen las armas, controlan el dinero y las instituciones, han doblegado los medios, pero no controlan la voluntad del pueblo de Venezuela", expresó.

La diputada aseguró que la Constitución Política ofrece varias alternativas para que el Gobierno de Maduro concluya antes de que finalice su periodo de seis años, entre ellas un referéndum revocatorio y una asamblea nacional constituyente.

"La Constitución nos ofrece mecanismos para el cambio del régimen, que son tan constitucionales y tan democráticos como la elección", dijo.

Maduro fue electo presidente el pasado 14 de abril en unos polémicos comicios en los que la oposición denunció una serie de irregularidades.

"El 14 de abril los venezolanos aprendimos una dura lección: no basta ser mayoría y ganar unas elecciones para lograr un cambio en el poder cuando se enfrenta a una neodictadura", afirmó Machado.

"Se necesita algo más y es la movilización de los ciudadanos haciendo una enorme presión a las instituciones y por eso es que (el Gobierno) quiere criminalizar la protesta, le tiene terror", manifestó.

Machado llegó hoy a Costa Rica, procedente de El Salvador, acompañada por la también diputada opositora Dinorah Figuera, en el marco de una gira en la que se reunieron con parlamentarios y figuras políticas para denunciar lo que consideran una crisis política y social en Venezuela.

Figuera dijo que varios diputados han realizado unas 40 visitas a países europeos y latinoamericanos, con el objetivo de informar y combatir la "indiferencia" de estos países.

Por su parte, el expresidente costarricense Óscar Arias aseguró que Maduro, y antes de él Hugo Chávez, le han "hecho mucho daño a Venezuela" donde, dijo, "no hay libertad de expresión" y se han violentado derechos y libertades individuales.

"Esto es muy triste porque a uno lo elige con gran esperanza el pueblo para que le hagamos bien a la sociedad, para que mejoremos sus condiciones de vida y generar una sociedad más prospera, y eso no es lo que sucede en Venezuela desde hace tiempo", aseveró Arias.

Tras la reunión con Arias, ambas diputadas asistieron a una reunión social con la comunidad venezolana residente en Costa Rica y regresarán mañana a Caracas.