Las autoridades cubanas convocaron para el 12 de septiembre una jornada de "cintas amarillas" para pedir la libertad de los cuatro agentes presos en EE.UU., país donde también habrá actividades como una vigila ante la Casa Blanca, informaron hoy medios locales.

René González, el único de los cinco agentes que ya está en libertad, pidió desde La Habana en una alocución pública que los cubanos protagonicen esa "jornada especial" coincidente con el décimo quinto aniversario de la detención de él y sus compañeros.

El símbolo elegido son las "cintas amarillas", con las que en Estados Unidos se recuerda a alguien que está lejos y cuyo regreso se espera, como se canta en el popular tema "Tie a Yellow Ribbon round the Old Oak Tree" (Ata una cinta amarilla alrededor del viejo roible), que también va a sonar durante la jornada.

René González, quien fue condenado a 15 años y en 2011 salió de prisión con libertad supervisada, ha dirigido un videoclip con conocidos músicos cubanos como Silvio Rodríguez y Amaury Pérez, interpretando en inglés esa canción de los setenta.

"Quiero que el 12 de septiembre el país se llene de cintas amarillas y que el visitante o el corresponsal extranjero que esté en la isla no pueda ignorarlo (...) que no pueda dejarse de reportar al mundo que el pueblo cubano está esperando por cuatro de sus hijos que están presos en EE.UU.", indicó González, de 57 años.

Según explicó, se trata de enviar "un mensaje del pueblo cubano al pueblo norteamericano a través de un símbolo que para el norteamericano medio es un símbolo de amor" desde la Guerra Civil, como es el caso de la cinta amarilla.

Las cintas amarillas se han "convertido en un símbolo para el norteamericano que espera a alguien en una misión en el exterior, que espera a un soldado, que espera a un ser querido y ese es el mensaje que queremos que ustedes le hagan llegar al pueblo norteamericano: que sepan que el pueblo cubano está esperando a cuatro de sus hijos", añadió.

Vistos como "héroes" en Cuba, René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González fueron detenidos en 1998 y condenado en 2001 a penas que van desde 15 años de cárcel hasta doble cadena perpetua.

El grupo asegura que espiaba a "grupos terroristas de exiliados" que conspiraban contra el Gobierno de Cuba, donde los agentes son considerados como luchadores contra el terrorismo.

Para el jueves 12 de septiembre activistas del caso en Estados Unidos también prevén realizar una vigilia en Washington frente a la Casa Blanca para pedir al presidente Barack Obama la excarcelación de los agentes, según trascendió en medios cubanos.

Asimismo se ha anunciado en Boston y Nueva York las presentaciones de un libro del canadiense Stephen Kimber con la historia de "los cinco", en las que participará el lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky.