El capitán de la selección de Chile, el guardameta Claudio Bravo, elogió hoy el buen momento que atraviesa el equipo, con muchos de los jugadores brillando en sus equipos, y aseguró que todo el plantel se ha conjurado para ganar la "final" del próximo viernes contra Venezuela.

"El equipo está con una mentalidad increíble y se adapta a todo. Llevamos mucho tiempo juntos y sabemos la presión que traen estos partidos. Nos estamos jugando un Mundial, pero tenemos que estar tranquilos", dijo el portero del Real Sociedad español en rueda de prensa.

"Cada punto es vital de cara al tramo final para llegar al Mundial", dijo Bravo, quien reconoció que una victoria frente a los venezolanos dejaría a Chile muy cerca de Brasil 2014.

En su opinión, el plantel de La Roja está especialmente enchufado debido al buen presente que tienen algunos jugadores en sus equipos, como Arturo Vidal en el Juventus, Alexis Sánchez en el Barcelona o él mismo en el equipo vasco.

"La vuelta de Jorge Valdivia es muy buena para el equipo porque es un gran jugador. El momento de Arturo (Vidal) es importante para el grupo porque viene con una confianza increíble. Lo mismo Alexis (Sánchez) y Gary (Medel) que están pasando por un gran presente", sostuvo.

Bravo cree que la selección ha madurado en estos últimos meses, tras un agitado periodo cuajado de episodios de indisciplina, que propiciaron la salida del anterior seleccionador, el argentino Claudio Borghi.

"Pienso que todos estamos viviendo un proceso de maduración. Luego de tantas cosas malas, es hora que todo cambie, encarrilar el camino y no manchar esta camiseta. Es bueno que cada vez hablemos más de fútbol en vez de otros asuntos que no tienen que ver con la actividad", dijo.

En el aspecto futbolístico, la selección sigue preparándose para el encuentro contra La Vinotinto y este miércoles el técnico argentino Jorge Sampaoli probó posibles alternativas en el once titular, como la aparición de Valdivia, del Palmeiras brasileño, y David Pizarro, del Fiorentina italiano, en la línea de medios.

En ataque parece prácticamente confirmado el tridente formado por Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Jean Beausejour.