El presidente de Sudáfrica se declaró complacido el martes por el regreso de Nelson Mandela a su casa y afirmó que era indicio del progreso de salud del dirigente antiapartheid aunque éste continúa en condición crítica.

Mandela, de 95 años, fue trasladado el domingo en ambulancia del hospital a su casa en Johannesburgo. Según la oficina del presidente Jacob Zuma, Mandela recibirá el mismo nivel de atención que tenía en el hospital y estará a cargo de los mismos doctores.

"(Mandela) continúa en estado crítico pero estable, responde al tratamiento", afirmó Zuma durante una reunión con periodistas en Pretoria, la capital sudafricana.

"Creo que nos sentimos muy bien de que (Mandela) alcanzara un punto en el que los médicos consideraran que podía irse del hospital a su casa, lo cual indica el progreso que ha hecho".

"Reconocemos que está viejo y que no se encuentra bien, pero nos encontramos muy felices de que se fuera a su casa, de que continúe con nosotros", apuntó.

Mandela fue hospitalizado el 8 de junio debido a lo que el gobierno describió como una infección pulmonar recurrente. Según documentos judiciales que llenó la familia de Mandela, lo mantuvieron con vida mediante un equipo especial.

El martes, el director general de salud del mando militar de Sudáfrica, Vejay Ramlakan, visitó la casa de Mandela, según el medio noticioso Asociación de Prensa Sudafricana. Ramlakan acudió a menudo al hospital en el que se encontraba Mandela en Pretoria.

Mandela ha recibido atención de un numeroso equipo de médicos provenientes de las fuerzas armadas, universidades, el sector privado y la salud pública, según la oficina de Zuma.

Algunos habitantes de Qunu, la ciudad natal de Mandela en la provincia de Cabo Oriental, dijeron que el ex gobernante debería regresar a esta región rural, donde había vivido en los últimos años hasta que su mal estado de salud obligó a las autoridades a que lo transportaran por aire a Johannesburgo a fin de que estuviera cerca de la mejor atención médica disponible.

Mama Madlomo, de 84 años y parienta del clan Mandela, dijo que el ex presidente debería regresar a Qunu para que pueda estar cerca de sus antepasados.