Sean Payton rechaza la idea de que su regreso como entrenador represente la fórmula para que los Saints de Nueva Orleáns recuperen instantáneamente la gran forma que mostraron entre 2009 y 2011.

El entrenador recuerda a todos los que traen a colación su éxito pasado que ahora retomará un equipo que cayó a una foja de 7-9 la campaña anterior, con una de las defensas más endebles de la NFL.

Pero Payton está de regreso, tras purgar su castigo de una temporada por el escándalo en que se le acusó de ofrecer recompensas a los jugadores para lesionar a los rivales.

Para la próxima campaña, el entrenador ha tenido mucho trabajo por hacer. Y advierte que le esperan más tareas si es que los Saints quieren pelear por un boleto a los playoffs en 2013.

A pesar de todas esas aclaraciones, Payton señala que Nueva Orleáns tiene el potencial para ir a la postemporada.

"En cada temporada hay una serie de tareas urgentes", dijo Payton. "Cada año es diferente, y desde luego que hay metas y expectativas. Lo más importante es que no nos pongamos límites sobre lo que podemos hacer o no. No sabemos todavía lo suficiente sobre este equipo".

La buena noticia para Payton es que en la actualidad, los quarterbacks son cruciales en la NFL. Y los Saints tienen a Drew Brees, quien la campaña anterior rebasó las 5.000 yardas por aire por tercera vez en su carrera.

Brees tiene pocas dudas sobre el potencial de Nueva Orleáns para volver a dar pelea, ahora que ha quedado atrás el escándalo del año pasado y los problemas con la firma de su propio contrato.

"El año pasado fue una excepción", dijo Brees. "Era una época distinta, con todas las situaciones que se presentaron".

Ahora, el mariscal considera que los Saints pueden tener logros.

"Aquí está nuestra oportunidad de conseguir esto. Sabemos que siempre habrá tiempos difíciles", dijo. "Sabemos que habrá adversidades, pero hay que superarlas con actitud, con química entre nosotros y estar listos para buscar algo".

A continuación, cinco aspectos a considerar para que los Saints le den continuidad a lo que había sido una época dorada, con su triunfo en el Super Bowl de 2010:

1.- LOS ANTECEDENTES DE PAYTON: El entrenador comenzará su octava temporada en Nueva Orleáns. Sin embargo, será apenas la séptima en que desempeñará este puesto debido a la suspensión del año anterior. En sus primeras seis campañas, alcanzó las 10 victorias en cuatro ocasiones; en dos avanzó a la final de la Conferencia Nacional, y en una conquistó el primer Super Bowl en la historia de una franquicia que durante años fue sinónimo de fracaso. Se ha distinguido por diseñar y ordenar las jugadas, y por sentar los cimientos para una ofensiva tan robusta que fue la segunda en yardas por partido en 2012, pese a la ausencia de Payton. Ahora que está de vuelta con Brees, jugadores como Lance Moore hablan del "potencial de grandeza que tiene este equipo".

2.- DEFENSIVA EN CONSTRUCCIÓN: Los jugadores defensivos de los Saints fueron apabullados en la temporada anterior, al permitir que sus rivales avanzaran 7.042 yardas, un récord. Hasta ahora, lucen entusiastas sobre los cambios realizados por el nuevo coordinador defensivo Rob Ryan. Aunque la pretemporada puede ser un espejismo, los Saints han sabido presionar a los quarterbacks. Los nuevos jugadores en la secundaria incluyen a Kenny Vaccaro, seleccionado en la primera ronda del "draft", y a Keenan Lewis, adquirido como agente libre. Ambos han reforzado una unidad que permitió demasiadas jugadas importantes en la temporada anterior.

3.- CAMBIOS EN EL PLANTEL: Los Saints han tenido mala suerte con las lesiones. El linebacker exterior Victor Butler, adquirido como agente libre y procedente de Dallas, se consideraba un futuro titular hasta junio, cuando se lesionó una rodilla, lo que ha puesto en duda su campaña. Wil Smith, quien se mudó de defensive end a linebacker exterior, abandonó el penúltimo partido de la pretemporada por una lesión de rodilla, que lo dejará fuera un año. El veterano Jonathan Vilma, linebacker interior y otro probable titular, se sometió a una nueva cirugía en la rodilla izquierda y, aunque podría volver en la campaña, se desconoce cuándo. Por ahora, Davis Hawthorne podría ocupar el puesto de Vilma, mientras que Parys Haralson, recién adquirido a San Francisco, sería el linebacker exterior, junto con Junior Galette o Martez Wilson.

4.- EL LADO CIEGO DE BREES: Charles Brown ha resultado el nuevo titular en la posición de tackle izquierdo, ocupada durante las últimas cuatro campañas Jermon Bushrod, quien se declaró agente libre y se fue a Chicago. Brown, seleccionado en la segunda ronda del "draft" de 2010, se ganó el puesto en la pretemporada, por encima de Terron Armstead, reclutado en la tercera ronda en 2013, y del veterano Jason Smith, dado de baja.

5.- RECEPTORES JÓVENES: Parece que la ofensiva de los Saints, concentrada en los pases, incluirá como titulares a dos receptores jóvenes sin experiencia en la campaña regular. El novato Kenny Stills, seleccionado en la quinta ronda y procedente de Oklahoma, ha mostrado velocidad para lograr buenos avances. Nick Toon, electo en la cuarta ronda del "draft" de 2012, pasó su primera campaña en la reserva de los lesionados, pero ha mostrado potencial al atrapar pases con ambas manos y una gran capacidad de concretar grandes avances, similares a los del veterano Marques Colston o a los de su padre Al Toon, ex receptor de los Jets de Nueva York.