El volante Matías Fernández se perdió hoy el entrenamiento matutino de la selección de Chile por problemas físicos y su participación en el partido del próximo viernes ante Venezuela está en duda hasta que se conozca el alcance de su lesión.

El jugador del Fiorentina llegó este martes a Santiago para sumarse a la concentración de la Roja, aunque no participó en el entrenamiento junto al resto del plantel y se dirigió a una clínica para realizarse exámenes médicos.

Según ha trascendido, Fernández arrastra una fascitis plantar que ya le impidió jugar con su selección el amistoso ante el combinado de Irak el 14 de agosto pasado en Dinamarca, que se saldó con una goleada por 6-0 favorable a Chile.

Con la baja definitiva del ariete Humberto Suazo y la duda de Fernández, el seleccionador, Jorge Sampaoli, encabezó hoy una sesión de entrenamiento en la que trabajó por bloques y dio algunas pistas sobre el once titular que puede saltar al césped el viernes en el Estadio Nacional.

Claudio Bravo tiene el sitio asegurado en la portería, y en la zaga Sampaoli podría jugar con José Rojas y Gary Medel como centrales y Mauricio Isla y Eugenio Mena en los laterales.

En la medular, los que tienen más opciones son Arturo Vidal, Marcelo Díaz y Charles Aránguiz, mientras que en ataque todo parece indicar que los elegidos serán Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Jean Beausejour.

El último jugador en sumarse al grupo es Bryan Rabello, del Sevilla, que llegó esta misma mañana. Para las próximas horas se espera el arribo de Junior Fernandes, del Dínamo Zagreb, convocado de urgencia tras la lesión de Suazo.

Chile y Venezuela se enfrentarán en la capital chilena el viernes a las 20.30 hora local (01.30 GMT del sábado) en la decimocuarta jornada de la liguilla de clasificación al Mundial de Brasil 2014.

El conjunto chileno marcha cuarto en la clasificación con 21 puntos, cinco más que Uruguay y Venezuela, sus inmediatos perseguidores, por lo que una victoria lo dejaría a las puertas de la clasificación.