La Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) ha visto reconocida hoy la labor de integración social que viene realizando desde su fundación hace 75 años con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia, que cierra la concesión de estos galardones en su edición de 2013.

El jurado ha destacado su "extraordinaria labor" en favor de la integración social de millones de personas con discapacidad, una actividad que ha impulsado la "dignidad y calidad de vida" de las personas con discapacidad y que ha servido de ejemplo a iniciativas internacionales que han seguido esta valiosa experiencia.

La candidatura de la ONCE, presentada por organizaciones como Mensajeros de la Paz; Cáritas, Manos Unidas, Cruz Roja Española y Unicef-España, se impuso en las últimas votaciones a las del Centro Robert Kennedy para la Justicia y los Derechos Sociales y la Unión Africana (UA) de entre las 37 propuestas recibidas este año.

La ONCE fue creada en 1938 al unirse varias asociaciones ya existentes con el objetivo de que estas personas pudieran vivir de un trabajo y no dependieran de una pensión, y mejorar así la calidad de vida de ciegos y deficientes visuales.

Una de ellas, la asociación sevillana La Hispalense, ponía ya a la venta un cupón que sirvió de base para el juego de la ONCE, concedido en exclusiva por el Estado para generar ingresos y un medio de trabajo a los afiliados de la organización y cuyo primer sorteo se celebró en Madrid el 8 de mayo de 1939.

El 2 de enero de 1984 salió a la venta el nuevo cupón de la ONCE, bajo el lema 'La ilusión de todos los días', que modificó la estructura que había permanecido intacta durante cuarenta años pasó de ser provincial a ser el mismo para toda España.

En la actualidad, la ONCE ofrece cobertura social a un total de 71.460 personas ciegas afiliadas (34.764 hombres y 36.696 mujeres), y las 4.000 que se incorporan al año reciben servicios para su autonomía personal y para alcanzar educación, ocio y empleo.

Además, a través de la Fundación ONCE, extiende su solidaridad al resto de personas con discapacidad, y fuera de España trabaja con personas ciegas y discapacitadas en más de 50 países.

El pasado año, la ONCE generó 4.100 empleos para sumar un total de más de 130.000 personas dependiendo de ella y su fundación, y ofrece cobertura de todo tipo a 71.460 personas ciegas, de ellas 7.500 niños y jóvenes estudiantes.

Asimismo, en Iberoamérica hace posible la educación de 230.000 niños ciegos, y en África que estén escolarizados los niños ciegos de los campamentos saharauis de Tinduf-Argelia.

Tras la concesión del premio, el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, ha señalado a Efe que el galardón supone un triunfo de la sociedad civil organizada en estos momentos difíciles y que reconoce "toda una trayectoria a la lucha de muchísima gente con ceguera y discapacidad, con las que no es nada fácil vivir".

"El premio lo ha hecho posible la sociedad española, creo que es un triunfo claro de la sociedad civil organizada en un momento muy difícil que tiene que servirnos de ejemplo para tratar de luchar por un mundo mejor", ha indicado Carballeda.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha señalado que la concesión del premio a la ONCE es "uno de los reconocimientos más merecidos en la historia de estos galardones" al otorgarse a una organización "fundamental para poner a España a la vanguardia de las políticas de discapacidad".

El galardón de la Concordia, obtenido en sus últimas ediciones por el Banco de Alimentos, los Héroes de Fukushima, Manos Unidas y la ciudad de Berlín, está dotado con una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros en metálico, un diploma y una insignia.

En esta XXXIII edición, los premios Príncipe de Asturias han recaído en Michael Haneke (Artes); Saskia Sassen (Ciencias Sociales); Annie Leibovitz (Comunicación y Humanidades); Peter Higgs, François Englert y la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) (Investigación Científica y Técnica).

La relación de premiados, que recibirán sus distinciones en octubre de manos de don Felipe de Borbón durante una ceremonia en el teatro Campoamor de Oviedo, se completa con los galardones de Letras (Antonio Muñoz Molina), Cooperación Internacional (Sociedad Max Planck) y Deportes (José María Olazábal).