El Dodger Stadium organizó el Día de la Herencia Cubana, dos horas antes del juego, con la presencia de algunas celebridades y música de la isla, que resonó en un aparcamiento cercano al inmueble. Más tarde, dentro del parque, lo que se escuchó fue un batazo de Yasiel Puig, quien se unió así a la festividad.

Puig conectó un bambinazo en la sexta entrada, Zack Greinke toleró una carrera en siete entradas y los Dodgers de Los Ángeles vencieron el domingo 2-1 a los Padres de San Diego para completar la barrida en la serie de tres juegos.

El astro cubano empalmó su 14to bambinazo, poniendo la pelota en el pabellón que se encuentra detrás del jardín izquierdo, al primer lanzamiento que le hizo Dale Thayer (2-5), con un out en el sexto inning. Así, los Dodgers tomaron la ventaja por 2-1.

Buena parte de los 52.168 espectadores ovacionó a Puig, de 22 años, el tercer mejor jonronero de los Dodgers en la temporada, pese a que ha disputado sólo 79 encuentros de la misma, luego de ser convocado de las menores.

Paco Rodríguez, nacido en Miami pero de ascendencia cubana, retiró a los dos bateadores que enfrentó en la octava entrada. Así, amplió su racha de innings sin admitir carrera a 11 en 13 apariciones desde el 3 de agosto.

"Claro que me sentí bien de batear un jonrón en el Día de la Herencia Cubana", dijo Puig. "También fue bueno que Paco tuviera una buena salida".

Puig y Rodríguez conversaron con varios fanáticos antes del encuentro. Asimismo, Puig tuvo oportunidad de conocer al actor Andy García, nacido en La Habana.

"Me sentí muy orgulloso de conocer a otro cubano famoso aquí en Estados Unidos", dijo Puig.

Fue la décima barrida de la campaña para los líderes de la División Oeste de la Liga Nacional. Siguieron su marcha firme de agosto, mes en el que se fueron con marca de 23-6. Ese fue el mejor mes de la franquicia desde que se mudó a Los Angeles en 1958.

Greinke (14-3) ganó su sexta apertura seguida por primera vez desde que enhebró nueve entre las campañas 2008-2009. El derecho toleró dos hits, ponchó a siete rivales y concedió dos boletos. Greinke, quien comenzó la jornada con promedio al bate de .340, también conectó un sencillo en el quinto acto.

"No quiero gastarme todas las buenas aperturas ahora", dijo Greinke. "Las últimas nueve o 10 han sido buenas. He colocado bien la pelota durante un buen tiempo".

Kenley Jansen retiró en 1-2-3 el noveno, con dos ponches, para su 24to salvado en 27 oportunidades.

El puertorriqueño Reymond Fuentes conectó un sencillo en el octavo, su primer hit en las Grandes Ligas.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Cardenales de San Luis doblegaron 7-2 a los Piratas de Pittsburgh, para alcanzarlos en el primer sitio de la División Central; los Cachorros de Chicago derrotaron 7-1 a los Filis de Filadelfia, con dos producidas por el dominicano Welington Castillo; los Gigantes de San Francisco arrollaron 8-2 a los Diamondbacks de Arizona, con triunfo del venezolano Yusmeiro Petit (2-0); los Rockies de Colorado vencieron 7-4 a los Rojos de Cincinnati, con el hit número 2.500 de Todd Helton.

Además, los Marlins de Miami arrollaron 7-0 a los Bravos de Atlanta, y los Nacionales de Washington superaron 6-5 a los Mets de Nueva York.

En la Americana, el dominicano David Ortiz, en su recuperación tras un bache de bateo, conectó dos imparables e impulsó tres carreras para que los Medias Rojas de Boston derrotaran 7-6 a los Medias Blancas de Chicago.

Con la victoria, los Medias Rojas completaron la barrida de tres encuentros en la serie entre ambos equipos.

Stephen Drew consiguió un jonrón solitario para los Medias Rojas, que consiguieron su séptimo triunfo en ocho partidos y son líderes de la División Este de la Liga Americana.

Ortiz ha conectado de 9-5 con seis carreras producidas tras haber superado un trance de bateo de 23 salidas al plato en blanco.

"Todos hicieron mucho escándalo por esto, pero yo decía que no estaba preocupado", dijo Ortiz acerca del bache. "Preocúpense por mí cuando salga al plato sin bate".

El caribeño sólo necesita dos imparables para convertirse en el 39no jugador con 2.000 hits, 400 bambinazos y 1.400 carreras producidas en la historia de las Grandes Ligas.

El taponero Brandon Workman (4-2) consiguió cuatro outs y se alzó con la victoria después de que abridor dominicano Félix Doubront no concluyó el cuarto episodio. Koji Uehara, el quinto relevista de los Medias Rojas, trabajó una novena entrada perfecta para su 16to salvamento.

En otros juegos del Nuevo Circuito, los Reales de Kansas City blanquearon 5-0 a los Azulejos de Toronto; los Indios de Cleveland derrotaron 4-0 a los Tigres de Detroit; los Astros de Houston vencieron 2-0 a los Marineros de Seattle; los Orioles de Baltimore derrotaron 7-3 a los Yanquis de Nueva York; los Mellizos de Minnesota doblegaron 4-2 a los Rangers de Texas, y los Atléticos de Oakland se impusieron 5-1 a los Rays de Tampa Bay.

En los interligas de la jornada, los Angelinos de Los Ángeles vencieron 5-3 a los Cerveceros de Milwaukee, con el 30mo salvamento del colombiano Ernesto Frieri.