La nadadora estadounidense Diana Nyad completó hoy, después de más de 52 horas en el agua, su travesía a nado desde La Habana hasta la costa de Key West, en Florida (EE.UU), sin jaula para la protección contra los tiburones.

Nyad, de 64 años de edad, había intentado la proeza otras cuatro veces y ésta la hizo con una mejor protección contra las medusas a lo largo de casi 166 kilómetros.

Ante más de un millar de personas que la estaban esperando, incluidas autoridades locales, Nyad dijo: "siempre puedes alcanzar tus objetivos" y "no te resignes a ser viejo".

Nyad había iniciado el sábado su nueva aventura desde el Club Náutico Internacional "Hemingway" de la capital cubana a las 09.00 hora local (13.00 GMT), acompañada de un equipo de apoyo integrado por 39 profesionales, entre ellos buzos, médicos, marineros y otros asistentes.

La nadadora caminó hoy por la playa pocos minutos antes de las 18.00 GMT.

Cuando Nyad se aproximaba a la costa los espectadores la rodearon en el agua aclamándola.

A lo largo de su exitosa carrera deportiva, Nyad se convirtió en la mejor nadadora de larga distancia del mundo, e impuso varias marcas, incluida la de siete horas y 57 minutos alrededor de la isla neoyorquina de Manhattan, cuando tenía 50 años.

En junio de este año, el objetivo de la nadadora australiana Chloe McCardel por lograr unir a Cuba y Florida quedó frustrado tras 11 horas de nado a causa de las picaduras de medusas y en 2012, la británico-australiana Penny Palfrey tampoco lo logró y abandonó la carrera debido a una fuerte corriente marina.

Hasta ahora, la también australiana Susie Malroney era la única persona que había logrado la meta de cubrir a nado este recorrido, pero protegida con una jaula contra los ataques de tiburones.