El volante chileno Arturo Vidal consideró hoy que el partido del próximo viernes ante Venezuela "es fundamental" para las aspiraciones de su país y consideró que de ganar, la Roja estará "muy cerca" del Mundial de Brasil.

"Es un partido súper importante por lo que significa. Si ganamos estaríamos muy cerca del Mundial", dijo en rueda de prensa el jugador del Juventus italiano, que llegó este lunes a Santiago para unirse a la plantilla que dirige Jorge Sampaoli.

Chile tiene 21 puntos y es cuarto en las eliminatorias sudamericana, mientras Venezuela ocupa el sexto lugar con 16 puntos.

"Si me toca echarme el equipo al hombro lo voy a hacer", dijo Vidal, que este fin de semana fue la gran figura del campeón italiano al anotar dos tantos en la goleada por 4-1 al Lazio.

El exjugador del Bayer Leverkusen alemán y del Colo Colo chileno elogió el regreso a la Roja del delantero Humberto Suazo, que volvió a ser convocado por Sampaoli después de siete meses.

"Humberto es de los jugadores más importantes que tiene la selección y que ha tenido Chile. Lo ha demostrado. Siempre es un jugador importante, alguien que está haciendo historia. Se perdió varios partidos, pero sigue con la misma calidad. Llega con la misma actitud que cuando estaba acá haciendo goles", dijo Vidal.

Añadió que Chile pasa por un gran momento futbolístico por la calidad de los jugadores. "He pasado muchos años en la selección, desde cadetes. En esta camada de jugadores está la calidad que nunca se había visto en Chile y tenemos que aprovecharla", dijo.

De Venezuela afirmó: "siempre nos ha complicado, eso se ha visto en los últimos partidos. En estos momentos necesitamos tranquilidad. Sabemos que juegan bien por arriba y son un buen equipo".

La selección de Chile, que descansará en la jornada del 10 de septiembre, jugará ese día un amistoso con España en Ginebra.

La plantilla que dirige Sampaoli comenzó a prepararse hoy con un trabajo en doble jornada en el que participaron dieciocho de los veinticuatro jugadores convocados, pues hasta el mediodía seis no habían llegado aún a Santiago.

Los que faltan son el portero Jaime Bravo (Real Sociedad-ESP), Francisco Silva (Osasuna-ESP), Bryan Rabello (Sevilla-ESP), Carlos Carmona (Atalanta-ITA), David Pizarro y Matías Fernández (Fiorentina-ITA).