Isco Alarcón marcó el domingo su segundo y tercer goles como jugador del Real Madrid y Cristiano Ronaldo estrenó su cuenta en el campeonato en el triunfo por 3-1 sobre el Athletic de Bilbao por la tercera fecha de la liga española.

Isco abrió y cerró el triunfo a los 29 y 72 minutos y Cristiano marcó en los descuentos de la primera mitad para asegurar nueve puntos de nueve posibles para el Madrid, que igualó el pleno conseguido por el Villarreal el sábado, y propinó el primer revés al Athletic, que recortó por vía de Ibai Gómez (79) y suma seis unidades.

Atlético de Madrid y Barcelona, los otros dos equipos con posibilidad de alcanzar el pleno al final de la jornada, juegan a continuación frente a la Real Sociedad y el Valencia, respectivamente. La fecha se completa con los cotejos Espanyol-Betis y Sevilla-Málaga.

El Athletic intentó jugarle de igual a igual al Madrid pero, tras 15 minutos de adaptación, el cuadro de Carlo Ancelotti pronto encontró los puntos débiles de la presión visitante y se hizo con el control del partido bajo un futbol compacto, ágil y con profundidad en torno a la creación de Isco y Luka Modric en el medio campo.

El argentino Angel Di María, titular por encima de Mesut Oezil, resolvió mal una primera escapada, Cristiano forzó una buena intervención de Iago Herrerín y Sergio Ramos cabeceó con potencia el consiguiente tiro de esquina en los prolegómenos del tanto de Isco, quien finiquitó una jugada iniciada por él mismo controlando en el área chica un balón bombeado por Karim Benzea y batiendo por bajo al arquero.

Un tiro libre ajustado de Beñat Etxeberría fue el único bagaje del Athletic antes del descanso, que alcanzó con desventaja de 2-0 después de que Cristiano, libre de marca, cabeceara a la red una buena comba de Di María.

Pese a un remata de Aritz Aduriz a manos de Diego López, nuevamente titular en el arco madridista, fue Herrerín quien realizó la atajada del encuentro, desviando en buena estirada un tiro libre con veneno de Cristiano, previo al segundo tanto de Isco, de volea desviada por Etxeberría y también servida por Benzema.

Gómez, en el tramo final, recortó por el Athletic con un buen derechazo desde el corazón del área.