El francés Simon Pagenaud ganó el domingo el Gran Premio de Baltimore, prueba de abundantes colisiones y percances, en la que el colombiano Sebastián Saavedra terminó en octavo sitio y el venezolano Ernesto José Viso, en 13ro.

Los australianos Scott Dixon y Will Power ampliaron su rivalidad al escenificar otro incidente tras el de la semana pasada en la competición de Sonoma.

Pagenaud logró el domingo la segunda victoria de su carrera, ambas este año. El francés, de 29 años, se convirtió en el tercer piloto que se lleva el triunfo en tres años en este recorrido difícil, sobre una superficie irregular, que se efectúa por el circuito instalado en las calles del centro de la ciudad.

El estadounidense Josef Newgarden quedó en segundo lugar, la mejor posición que ha logrado en su carrera, en tanto que el francés Sebastien Bourdais cruzó tercero la meta.

El colombiano Saavedra concluyó en octavo puesto. Había arrancado en el lugar 19 en la parrilla y completó las 75 vueltas de la competición.

El venezolano Viso, que arrancó en 20 lugar, terminó 13ro y completó 74 vueltas.

La semana pasada en Sonoma, el australiano Dixon lideraba la carrera hasta que le aplicaron de castigo por golpear un neumático que sujetaba un mecánico del equipo de Power.

Al final Power ganó la carrera.

En la competición del domingo, Power, entre un congestionamiento, viró hacia la derecha frente a Dixon al reinicio de la vuelta 53era. Power rozó el muro y Dixon perdió el control y se estrelló contra la pared, lo que puso fin a su participación.

Power alcanzó a llegar a su área de servicio, pero le aplicaron el castigo por interferencia y concluyó en el lugar 18vo, uno antes que Dixon.

La reanudación tuvo lugar después de una colisión múltiple en la curva frente al estadio de béisbol. En la vuelta 48va, el estadounidense Graham Rahal provocó que Dixon hiciera un trompo y causó un atolladero que involucró a cinco bólidos.

Minutos antes, el líder en puntos de la IndyCar, el brasileño Helio Castroneves, había recibido una bandera negra por una infracción de seguridad durante una reanudación de la carrera.

Castroneves terminó en noveno puesto, el español Oriol Serviá en el 12mo.