Un poco de disciplina le sirvió al cubano Yasiel Puig.

El energético novato bateó cuatro imparables y robó dos bases después de estar en la banca en su juego anterior, el mexicano Adrián González conectó un par de jonrones de dos carreras y los Dodgers de Los Angeles vencieron el viernes 9-2 a los Padres de San Diego.

"Él estuvo bien, nos hizo avanzar pronto y otros muchachos siguieron bateando", dijo el manager Don Mattingly, quien sentó a Puig en la quinta entrada del partido contra los Cachorros el miércoles porque no creía que el cubano estuviera listo para cada lanzamiento en la defensa.

"Jugó como quisimos. Ayer ya pasó y jugó bien esta noche. Hemos hablado de ello, y se acabó. No es algo que siga. Se ha manejado y estamos avanzando; él entiende de dónde venimos. Me agrada Yasiel; es un buen jugador, un buen muchacho y creo que puede ayudarnos a ganar".

Los equipos se enfrentaron por primera vez desde una serie de cuatro partidos en San Diego en junio, cuando los Dodgers perdieron los dos primeros y cayeron nueve partidos y medio — lo peor de la temporada — detrás de Arizona en la División Oeste de la Liga Nacional. Pero ganaron los dos siguientes, provocando una racha 46-10 que los puso 10 juegos y medio por delante de los Diamondbacks, lo mejor de la campaña, el 23 de agosto, el mismo margen que disfrutan Los Angeles con 28 partidos por jugar.

A.J. Ellis pegó un jonrón en la séptima entrada inmediatamente después del segundo de González en el partido y el 19no esta temporada.

La victoria fue la 21va de este mes de los Dodgers, empatando el récord de la mayor cantidad desde que la franquicia se mudó a Los Angeles en 1958.

Por su parte, después de perderse más de la mitad de la temporada, el puertorriqueño Angel Pagán dio a los Gigantes de San Francisco la chispa que necesitaban.

Pagán abrió el partido con un doblete, avanzó a tercera con un toque y corrió al plato cuando Brandon Belt bateó un elevado de sacrificio en la victoria 1-0 sobre los Diamondbacks de Arizona.

Fue el primer partido de Pagán después de ausentarse por una lesión en el muslo izquierdo lo dejó fuera durante 82 partidos.

"Todo ese trabajo, todas estas semanas, valieron la pena", dijo el puertorriqueño. "He estado esperando este momento durante mucho tiempo. Estoy tan feliz de estar de vuelta con los muchachos y ayudarlos en lo que pueda".

Tim Lincecum lanzó seis entradas impecables y el tercera base Pablo Sandoval hizo una zambullida para salvar a San Francisco. Tres relevistas cerraron para los Gigantes y propinaron una derrota al panameño Randall Delgado. San Francisco logró su 10ma victoria en sus últimos 12 partidos en el Chase Field.

Pagán se lastimó cuando recorría las bases después de un cuadrangular, en mayo. Salió de la lista de lesionados antes del partido del viernes.

"Es bueno tenerlo de vuelta", dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Fue un impulso para el equipo. Aunque nos blanquearon en bateo, logramos algo que no hacíamos hace mucho y eso es tener una carrera al comienzo".

Arizona llenó las bases contra Lincecum en la sexta y A.J. Pollock bateó una roleta en la tercera. El venezolano Sandoval se desempeñó también a la perfección. Golpeó la pelota con el dorso de la mano mientras caía al suelo, se puso de pie y lanzó a primera para sacar el tercer out.

Lincecum (8-13) permitió seis hits y regaló dos bases por bolas y ponchó a dos.

El puertorriqueño Javier López lanzó la séptima entrada, el dominicano Santiago Casilla la octava y Sergio Romo sacó tres outs para su 33er salvamento.

En otros partidos de la Liga Nacional, Filadelfia le ganó 6-5 a los Chicago (Cachorros); Nueva York (Mets) 3-2 a Washington; Pittsburgh 5-0 a San Luis; Atlanta 2-1 a Miami; y Colorado venció 9-6 a Cincinnati.

En la Americana, Nueva York (Yanquis) derrotó 8-5 a Baltimore; Toronto 3-2 a Kansas City; Detroit 7-2 a Cleveland en 7 innings; Boston 4-3 a Chicago (Medias Blancas); Minnesota 3-2 a Texas; Seattle 7-1 a Houston; y Oakland le ganó 4-3 a Tampa Bay. En partidos de interligas, Los Angeles (Angelinos) venció 5-0 a Milwaukee.