El tenis español volvió a ser protagonista en el Abierto de Estados Unidos con los triunfos que consiguieron Rafael Nadal, David Ferrer y Tommy Robredo, que se clasificaron a los octavos de final del último torneo de Grand Slam de la temporada.

Nadal, que llegó a 18 partidos consecutivos ganados en pista dura, confirmó que está de nuevo en su mejor momento y no le dio ninguna opción al croata Ivan Dodig, al que venció por un contundente 6-4, 6-3 y 6-3, en dos horas y ocho minutos.

El español, de 27 años, no tuvo problemas para superar a un rival cuyo único fuerte estaba en el saque y que se encontró con un gran resto de Nadal y golpes cruzados a ambas esquinas de la pista que lo dejaron sin opción al triunfo.

Nadal aprovechó 4 de 7 pelotas de rotura de saque y no permitió que Dodig rompiera el suyo las dos oportunidades que dispuso.

El actual campeón del Roland Garros metió 37 golpes ganadores por 26 errores no forzados, comparados a los 19 y 28, respectivamente, que tuvo Dodig, que perdió el segundo partido de los tres que ha disputado como profesional ante Nadal.

"Estoy feliz y satisfecho por el juego que he realizado en la primera semana del torneo y llegar a la segunda era el objetivo marcado de cara a seguir mejorando mi tenis", declaró Nadal.

El campeón del Abierto del 2010 y finalista en 2011, ha disputado este año 12 torneos, en los que ha conseguido llegar a la final en 11 y ganar nueve títulos, que lo ponen al frente de la clasificación para el Masters que se va a disputar en Londres.

Su rival en los octavos será el alemán Philipp Kohlschreiber, vigésimo segundo favorito, que se impuso por 6-4, 3-6, 7-5 y 7-6(5) a la gran esperanza estadounidense John Isner, decimotercer cabeza de serie.

Kohlschreiber, de 29 años, se enfrentará a Nadal por undécima vez como profesional y tan sólo ha podido ganarle una vez. El último duelo entre ambos fue en el pasado Masters 1000 de Monte Carlo, donde el jugador español ganó por 6-2 y 6-4.

Ferrer, cuarto cabeza de serie, también hizo buenos los pronósticos al vencer por 6-4, 6-3, 4-6 y 6-3 al kazako Mikhail Kukushkin, surgido de la fase previa, en dos horas y 52 minutos.

Ferrer estuvo acertado en los puntos decisivos, pero sólo aprovechó ocho de las 26 oportunidades que tuvo de rotura del saque de un rival, clasificado 172 del mundo, muy inferior en todas las facetas del juego, que su mejor virtud fue aprovechar 6 de 8 "break point".

Ambos jugadores tuvieron el mismo número de golpes ganadores, 31 cada uno, pero Ferrer cometió 37 errores no forzados comparados a los 66 de Kukushkin, que se enfrentó por segunda vez a Ferrer como profesional, la primera fue en el torneo de Barcelona del 2009 y también perdió (6-3, 3-6 y 6-1).

El rival de Ferrer en los octavos de final, que alcanza por cuarta vez consecutiva y quinta en las 11 participaciones que ha tenido, incluidas dos semifinales (2007 y 2012), será el serbio Janko Tipsarevic, decimoctavo favorito, que venció por 3-6, 7-6(1), 6-1 y 6-2 al estadounidense Jack Sock.

Ferrer, de 31 años, se ha enfrentado cinco veces a Tipsarevic, con marca de 4-1 a su favor, el último triunfo del jugador de Jávea se dio en la final del Barclays ATP World Tour Finals del 20012 y también lo superó en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos del año pasado.

Robredo, decimonoveno cabeza de serie, también cumplió con los pronósticos y aunque tuvo que trabajar duro, especialmente en el primer set, venció por 7-6(6), 6-1, 4-6 y 7-5 al británico Daniel Evans, en un partido que duró tres horas y 13 minutos.

Robredo, de 31 años, que alcanzó por octava vez la cuarta ronda del Abierto, en las 12 participaciones que ha tenido.

El tenista de Hostalric tendrá que esperar a esta noche para conocer cual será su rival en los octavos de final, que saldrá del ganador del partido que van a disputar el suizo Roger Federer, exnúmero uno del mundo y actual séptimo cabeza de serie, ante el francés Adrian Mannarino.

La nota negativa fue la derrota del toledano Feliciano López, vigésimo tercer favorito, que perdió ante el canadiense Milos Roanic.

La eliminación de López dejó al tenis español con cuatro jugadores clasificados en la competición individual masculina de los 13 que comenzaron el torneo.

Dentro de la competición de dobles masculinos también hubo reparto de suerte con clasificación a octavos de final de la pareja formada por Marcel Granollers y Marc López, terceros favoritos, tras retirarse por lesión los australianos Chris Guccione y Bernard Tomic cuando tenían ventaja de 2-1 sobre los españoles, en el primer set.

La pareja rival en los octavos de final será la formada por el filipino Treat Huey y el británico Dominic Inglot, decimosextos cabeza de serie.

La derrota fue para Roberto Bautista Agut y Daniel Gimeno Traver que perdieron por 6-2 y 6-3 ante el paquistaní Aisam Qureshi y el holandés Jean-Julien Rojer, quintos favoritos.