El presidente de EEUU, Barack Obama, se entrevistará con el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, y visitará la sinagoga de Estocolmo durante su primera visita oficial a Suecia, a donde viaja la próxima semana en plena crisis con Siria y antes de participar en la cumbre del G20 de San Petersburgo.

Según el programa oficial hecho público hoy, Obama llegará a Estocolmo el miércoles 4 de septiembre por la mañana y será recibido ese mismo día por Reinfeldt en Rosenbad, la sede del Gobierno, donde mantendrán una reunión.

La situación económica y política mundiales, las relaciones comerciales entre EEUU y la UE y la política energética y climática serán algunos de los temas del encuentro, que tendrá lugar bajo la sombra de la crisis siria.

El Gobierno sueco no contempla en este punto otra opción que la búsqueda de un consenso en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Los dos mandatarios visitarán a continuación la sinagoga de Estocolmo, en un acto relacionado con el diplomático sueco Raoul Wallenberg, que salvó del holocausto a miles de judíos y de cuyo nacimiento se cumplieron el año pasado cien años.

El siguiente punto de la agenda será una visita al Real Instituto de Tecnología para conocer las innovaciones suecas en medio ambiente y en energías renovables.

Una cena, ya anunciada hace dos semanas, con mandatarios de los países nórdicos cerrará el programa del miércoles.

Obama será recibido al día siguiente por los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia de Suecia antes de continuar viaje a la cumbre del G20, que reúne a los países desarrollados y las potencias emergentes en San Petersburgo (Rusia).

La visita de Estado de Obama a Suecia será la primera de un presidente estadounidense en activo a este país.

El viaje fue anunciado después de que el mandatario norteamericano cancelara la reunión que iba a mantener con su homólogo ruso, Vladimir Putin, al conocer que Moscú concedía asilo temporal al ex técnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense Edward Snowden.