Sami Khedira, centrocampista internacional alemán del Real Madrid, regresó a la dinámica de grupo en el entrenamiento dirigido por Carlo Ancelotti en la mañana de hoy en la ciudad deportiva de Valdebebas, recuperado de la lesión de rodilla que sufrió con su selección y de la recayó en la primera jornada.

Quedó en un fuerte golpe pero le impidió a Khedira disputar el partido de la segunda jornada ante el Granada y los trofeos Santiago Bernabéu y Teresa Herrera. Tras cumplir un plan de recuperación y entrenar los últimos días en el césped en solitario, Khedira regresó hoy al grupo y completó el entrenamiento junto a sus compañeros.

También lo hicieron el segundo capitán Sergio Ramos y el croata Luka Modric, a los que Ancelotti concedió descanso y no viajaron ayer a Coruña para disputar el Trofeo Teresa Herrera que el Real Madrid conquistó.

Horas después de hacerlo y tras regresar a la capital de España a primera hora de la madrugada, la plantilla madridista se ejercitó en su ciudad deportiva con las ausencias del alemán Mesut Özil, que se quedó en el interior de las instalaciones, y el portugués Fabio Coentrao que está a punto de abandonar el club.

Tampoco pudieron entrenar los lesionados Xabi Alonso, Raphael Varane, Jesús Fernández y Denis Cheryshev, ausentes en los grupos en los que Ancelotti dividió a su plantilla. Seis titulares en Riazor -Nacho Fernández, Casemiro, Kaká, Jesé Rodríguez, Álvaro Morata y Cristiano Ronaldo- completaron una suave sesión de recuperación. El resto de los disponibles se ejercitaron con mayor intensidad.

Mañana, sábado, el técnico italiano ha decidido retrasar unas horas el entrenamiento, a las 17.00 horas en Valdebebas, momento en el que juntará a todos sus jugadores disponibles para ensayar con el equipo titular que tiene en mente para medirse el domingo al Athletic Club de Bilbao en horario matinal en el Santiago Bernabéu (12.00 horas).