Había una gran pregunta sobre los Jets de Nueva York antes de la pretemporada: ¿Mark Sánchez o Geno Smith? A días de que comience la campaña, esa duda no se ha aclarado.

Y no es la primera vez que los Jets practican un juego de adivinanzas en el que Sánchez es protagonista.

Durante buena parte de la campaña anterior, fue tema de cada semana en la prensa si Sánchez o Tim Tebow debían encabezar la ofensiva. Tebow se marchó a los Patriots, pero los Jets eligieron a Smith en la segunda ronda del "draft".

Ahora, Sánchez lidia con un golpe en el hombro derecho, que en el peor de los casos podría marginarlo durante algunas semanas. Smith, en tanto, mostró que no estaría listo para la titularidad en su primera campaña, luego de un pésimo desempeño contra los Giants de Nueva York, en un partido de pretemporada en que perdió muchos balones.

En el último duelo de la pretemporada — un triunfo sobre Filadelfia — no jugó ninguno de los dos.

"Desde el primer día hemos dicho que no hay un cronograma para que anunciemos a un quarterback titular", dijo el entrenador Rex Ryan.

Pero el hecho de que los Jets hayan pasado semanas con una competición interna que no ha arrojado a un claro ganador parece un mal augurio para un equipo que podría tener dificultades incluso para igualar su total de seis victorias de la temporada anterior.

Quizás la respuesta ha demorado tanto porque Ryan sabe que ésta afectará directamente su propio futuro con el equipo. Si elige mal, la temporada podría degenerar rápidamente en una pesadilla.

Los Jets comienzan su campaña el 8 de septiembre, contra Tampa Bay.

"Esto es una competencia, y el mejor hombre para el equipo la ganará", dijo Smith. "No se ha decidido; estamos en un proceso de evaluación".

A continuación, cinco puntos destacados en medio del enigma que plantean los Jets:

1.- ¿DOS QUARTERBACKS O NINGUNO?: Cuando Smith tuvo problemas contra la defensiva titular de los Giants, pareció aclararse un poco el panorama de Sánchez. El debutante parecía empatado con Sánchez hasta ese momento en la disputa por el puesto. Luego, Ryan decidió enviar a Sánchez al terreno cuando no había nada que conseguir ante los Giants, y sobrevino la lesión. Ahora, en vez de tener dos mariscales listos, los Jets corren el riesgo de enviar a uno sin preparación ante Tampa Bay.

2.- EL POLÉMICO ENTRENADOR: En enero, cuando el dueño Woody Johnson anunció que Ryan seguiría como entrenador tras el despido del gerente general Mike Tannenbaum, algunos se preguntaron por qué los Jets simplemente no comenzaban desde cero en todas las áreas. Johnson insistió en que Ryan era la persona idónea para encabezar el equipo. Por su parte, Ryan dijo que aprovecharía su segunda oportunidad, como un hombre distinto al que llegó en 2009 — más delgado, sereno y discreto_. Pero desde el tema del quarterback hasta las decisiones cotidianas, la polémica surgirá sin duda y hará que el nuevo gerente general John Idzik defina si tiene al entrenador adecuado.

3.- EL CORNERBACK: Hace poco tiempo parecía inconcebible que los Jets dejaran ir a Darrelle Revis, un cornerback que había sido el mejor jugador del equipo desde Curtis Martin, miembro del Salón de la Fama. Pero tras las posturas divergentes en la negociación, Idzik cedió a Revis a Tampa Bay, unos días antes del "draft". En su primera selección, los Jets se hicieron de los servicios de Dee Milliner, de Alabama. Aunque Antonio Cromartie sería el cornerback titular, Milliner tendría participación inmediata.

4.- EL TALENTO OFENSIVO: Sin importar quién sea el quarterback, la ofensiva coordinada por Marty Mornhinweg carece de jugadores que puedan cambiar el rumbo de los partidos o que sean una pesadilla para los contrarios. El receptor Jeremy Kerley tiene manos seguras, pero le falta compañía, particularmente si Stephen Hill no encuentra la constancia y si Santonio Holmes no ha sanado plenamente de una lesión en un pie que lo dejó fuera de acción desde la semana cuatro de la temporada anterior.

5.- LA DEFENSIVA: Ryan afirma que los Jets tendrán una defensiva digna de ubicarse entre las cinco mejores, y quizás tenga razón, pues ésta combina juventud, velocidad y condiciones atléticas. Ello representaría el punto fuerte del equipo, y deberá cumplir con los pronósticos si es que los Jets quieren por lo menos dar pelea en los partidos. Sin embargo, la pérdida del linebacker Quinton Coples por una lesión de tobillo sería un golpe doloroso.