Tom Hanks no sabía dónde estaban las cámaras.

"Captain Phillips", una historia basada en un hecho real sobre un buque de carga secuestrado por piratas somalíes, fue la primera colaboración entre Hanks y Paul Greengrass, el director de "United 93" y "Bourne Identity", famoso por sus filmaciones viscerales con estilo documental. Hanks, quien interpreta al capitán en una actuación que seguramente será calificada como una de sus mejores, había sido advertido por Matt Damon sobre el caos del estilo naturalista y libre de Greengrass.

Después de una toma especialmente caótica le preguntó al director: "¿Van a grabar esa sesión junto a los mapas?"

"Me dijeron: 'No, ya la tenemos''', recordó un Hanks aún perplejo. "¿Cuándo?, ¿Cuándo lo grabaron?"

"Captain Phillips" (que será estrenada el 11 de octubre) es sólo una de las formas en las que los cinéfilos podrán sumergirse completamente en mundos tan variados como Luisiana en la era de la esclavitud ("12 Years a Slave"), defraudadores de Massachusetts de la década de 1970 ("American Hustle") y el universo en una estación espacial a la deriva tras una tormenta de desechos espaciales ("Gravity").

El cine, quizá más que cualquier otro tipo de arte tiene la capacidad de transportar al espectador, lo que resultará claro con los estrenos de final de año.

"Filmamos esto en el mundo real: En la sala de máquinas verdadera, en los muelles reales", dijo Hanks. "Algunos se preguntarán: ¿Cómo hiciste esa película del barco a la mitad del océano? Bueno, tomamos un barco y navegamos a la mitad del océano y la filmamos ahí. Es extraordinario cómo pasa eso".

El director mexicano Alfonso Cuarón ("Children of Men", "Y tu mamá también") es famoso por su predilección por tomas ininterrumpidas. Comienza "Gravity" (a estrenarse el 4 de octubre) con una toma de 17 minutos, el tipo de toma que requiere valor y habilidad para hacer babear a los cinéfilos.

En la película, Sandra Bullock y George Clooney interpretan a un par de astronautas cuya estación queda a la deriva en el espacio. La película es, en parte, una obra de interiores entre los dos personajes flotando en el abismo negro. También es una oportunidad para para Cuarón y el director de cámara, igualmente mexicano, Emmanuel Lubezki para experimentar con efectos en 3D y tomas con efecto de gravedad cero, que no se pueden detener ni arriba ni abajo.

Para mantener al público flotando en el espacio Cuarón se resistió a los cortes.

"Es la idea de crear un momento de verdad en el que la cámara está entre dos testigos y representar ese momento en tiempo real", dijo Cuarón. "En esta película sentíamos que eso daría el valor agregado de un elemento que te sumerge en la historia".

Otros grandes cineastas mostrarán su habilidad este año, incluyendo a Martin Scorsese, que externará su "The Wolf of Wall Street" (el 15 de noviembre), una historia de decadencia en el mundo financiero moderno protagonizada por Leonardo DiCaprio que podría rivalizar con la más reciente película del actor "El gran Gatsby".

Los hermanos Coen presentarán "Inside Llewyn Davis," (el 20 de diciembre), una película sobre un músico folclórico luchando en el barrio Greenwich Village de la década de 1960. Ridley Scott lanzará "The Counselor" (el 25 de octubre), una cinta de suspenso en la frontera con México hecha con un guion de Cormac McCarthy. "Nebraska" (para el 22 de noviembre), es el regreso Alexander Payne a la zona centro del país de donde es nativo y la versión de Spike Lee de la película de Park Chan-wook "Oldboy" (del 27 de noviembre).

Para "12 Years a Slave" (del 18 de octubre), el director Steve McQueen usó la autobiografía de Solomon Northup de 1853 sobre su terrible odisea como un hombre libre con una familia en Nueva York que fue vendido como esclavo en 1841. Con gran dignidad Chiwetel Ejiofor ("Dirty Pretty Things", "Kinky Boots") interpreta a Northup en su peregrinación de una plantación a otra.

McQueen cuenta la historia sin rodeos y suele tener largas tomas que sumergen al público en el mundo de la esclavitud. Ejiofor dice que McQueen quería contar la historia de Northop de forma literal sin embellecimientos. "Hacer eso crea su propia intensidad", dijo el actor.

"Recuerdo charlas sobre si una puede capturar, aunque sea por un momento, al público, cómo se podría haber sentido algo de eso, qué sabor habría tenido, cómo debió ser en realidad, si pasa entonces creo que es una gran pieza de cinematografía", dijo Ejiofor.

En la temporada de otoño en el cine, los superhéroes (la mayoría) caerán de los cines como hojas secas. Tras un verano de glotonería taquillera, Hollywood, como una penitencia por su comienzo de año, sacará a relucir su lado más serio y ambicioso. Clooney director ("The Monuments Men"), productor ("August: Osage County") y actor ("Gravity") marcará el ritmo de la temporada.

El otoño pasado mostró que las buenas películas para adultos pueden atraer multitudes. Cintas como "Lincoln" y "Life of Pi" sumaron más de 2.000 millones de dólares en taquilla incluso antes de los Oscar.

Este año promete una mezcla de cine con aspiraciones y aunque tampoco podrían faltar las atracciones comerciales, incluyendo a Jennifer Lawrence que no sólo regresará con el director de "Silver Linings Playbook" David O. Russell en "American Hustle", sino que retomará a Katniss Everdeen en "Los Juegos del Hambre: En llamas" (el próximo 22 de noviembre).

Habrá otras segundas partes como "Thor: the Dark World" con Chris Hemsworth (para el 8 de noviembre) y la cinta filmada con un formato diferente de Peter Jackson "The Hobbit: The Desolation of Smaug" (el 13 de diciembre). En el papel de un analista de la CIA de los populares libros de Tom Clancy, Chris Pine arrancará la serie de "Jack Ryan" (el 25 de diciembre).

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle